Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Campaña para el referéndum vasco

Los partidos contrarios al Estatuto denuncian falta de garantías democráticas

Los partidos vascos que rechazan el Estatuto de Guernica denunciaron, en una rueda de prensa ofrecida a los informadores extranjeros, lo que consideran «falta de garantías democráticas» del referéndum del día 25. En el mismo sentido se pronunció la coordinadora KAS -de la que forma parte, como miembro observador, ETA (militar)-, mediante un comunicado en el que califica de «pucherazo» la práctica del voto por correo, estimulada por el Consejo General Vasco durante la campaña.

Los representantes de Herri Batasuna, EMK y LKI recordaron que la consulta del día 25 será regulada por la ley «cocinada por Martín Villa para el referéndum constitucional», que, entre otras limitaciones, «restringe a los partidos con representación parlamentaria el acceso a las juntas electorales y establece un criterio en gran parte aleatorio para poder adquirir la condición de interventor o apoderado en las mesas».Respecto al voto por correo, Edorta Ximénez, de HB, anunció la intención de su partido de hacer públicas, tras el referéndum, la lista de los que hayan utilizado dicho sistema de voto, a fin de que pueda verificarse la limpieza del escrutinio. Los partidos que propugnan la abstención aludieron también a la campaña institucional del CGV, que, «pese a su pretensión de neutralidad, ha estado centrada exclusivamente en combatir una opción tan legítima como otra cualquiera, que es la abstención». Al respecto, los tres partidos denunciaron la utilización en esta campaña de un dinero -citaron la cifra de doscientos millones- «proveniente de todos los ciudadanos». Esa falta de neutralidad del CGV se habría manifestado también, a juicio de HB, EMK y LKI, en la «carta personal de Garaikoetxea, presidente del CGV, pero también del Partido Nacionalista, enviada a todos los electores junto con las papeletas».

El portavoz de la coalición abertzale rechazó las insinuaciones sobre posibles coacciones por parte de los partidarios del rechazo y consideró que las «verdaderas coacciones son las que está utilizando el PNV en la zona rural y en determinadas capas de la población, como, en particular, los jubilados, a los que se hace creer que, si no votan, no podrán cobrar sus pensiones».

A este respecto, el partido ESB miembro de Herri Batasuna insertó ayer en la prensa local un anuncio en el que, bajo el título de «Aviso a los trabajadores», se dice textualmente: «Ante las coacciones de los patronos de UCD y PNV para haceros votar el Estatuto de la Moncloa, exigiendo el comprobante de voto, HB os recuerda que también asume el voto no como forma de rechazo.»

Respecto al acceso a los espacios gratuitos de TVE, el representante de EMK recordó que, sobre un total de 490 minutos emitidos, únicamente quince habían sido concedidos a las fuerzas partidarias de la abstención. Los portavoces de estas últimas denunciaron en este sentido la argumentación del PNV, que, en un comunicado publicado el pasado día 16, consideraba que, al ser el «Parlamento el representante legal y auténtico del pueblo, son los partidos con representación parlamentaria los que tienen derecho al acceso y uso oficial de los medios de comunicación del Estado en los espacios gratuitos». Tal argumentación «implica la presunción», opinó José Ramón Castaños, de LKI, «de que en cada votación o consulta se van a repetir los resultados de la anterior».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de octubre de 1979

Más información

  • HB anuncia que hará públicas las listas de los votantes por correo en el referéndum