Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tensa normalidad en Asturias tras los graves sucesos del miércoles

Los camiones de toda España circularán durante una semana con crespones negros. Esta medida, junto con la convocatoria de dos días de huelga en todo el sector, fue adoptada ayer por Fenadismer (Federación de Transportes Discrecionales y de Mercancías) con motivo de los graves incidentes del miércoles en Oviedo, en los que perdió la vida un camionero en un enfrentamiento con la Guardia Civil.

La jornada de ayer transcurrió con absoluta normalidad en Asturias, después de una semana de intensa actividad de los piquetes de transportistas para impedir la circulación de los camiones con motivo de la huelga convocada hace treinta días por la asociación autopatronal Cesintra. El entierro de Valeriano Martínez Pérez, muerto anteayer por un disparo de un guardia civil, se celebró en la tarde de ayer, en Oviedo, sin incidentes. Los efectivos de las FOP han sido reforzados con dos compañías antidisturbios y cuatro secciones de la Guardia Civil.Los convoyes y camiones circulan escoltados por jeeps de la Guardia Civil a gran velocidad, sin respetar los semáforos para evitar posibles enfrentamientos con los piquetes y que éstos disparen sus pistolas de anclaje para pinchar las ruedas.

La imperiosa necesidad de un total esclarecimiento de los hechos que produjeron la muerte de Valeriano Martínez fue expuesta ayer en un escrito firmado conjuntamente por los partidos políticos PSOE, UCD, PCE y las centrales sindicales Comisiones Obreras y UGT, organizaciones que pidieron serenidad a los asturianos y manifestaron su firme propósito de propiciar por todos los medios posibles una urgente solución negociada al conflicto. Por su parte, el Consejo Regional de Asturias, después de intensas negociaciones con las partes implicadas, hizo público un escrito en el que constata la existencia de un clima de entendimiento y de posible solución del problema.

En el momento de redactar esta información continúan detenidos seis transportistas, entre ellos Alejandro Bárcena, presidente de Cesintra. Un portavoz de esta asociación manifestó a EL PAIS que no se reanudarán las negociaciones hasta la puesta en libertad de los detenidos.

Sobre los incidentes que provocaron la muerte de Valeriano Martínez, el Gobierno Civil dio a conocer una nota oficial en la que afirma que los camiones escoltados fueron «brutalmente atacados por un piquete formado por 150 o doscientos componentes, que emplearon ladrillos, picos, navajas y pistolas de anclaje, y que rompieron los parabrisas de la casi totalidad de los vehículos, al mismo tiempo que pinchaban sus ruedas». La nota del Gobierno Civil agrega que cuando los miembros de la escolta trataron de defender los camiones a su cargo «se vieron violentamente agredidos por los miembros del piquete, que en su ataque hicieron frente abiertamente a la fuerza actuante, llegando a tratar de desarmar a un componente de la misma, por lo que éste se vio obligado a hacer uso de sus armas, alcanzando un disparo al autopatrono Valeriano Martínez Pérez».

El señor Martínez Pérez ingresó en la residencia de Oviedo con una herida de bala con orificio de entrada y salida en hemitórax derecho. El cardiólogo Juan Antonio Mayordomo redactó el siguiente parte: «Fue intervenido inmediatamente, abriéndosele el tórax. En el hemitórax derecho se presentaba un orificio en la pared anterior, y otro, en la posterior, que interesaba el lóbulo superior del pulmón derecho. Tenía shock hipovolémico y parada cardíaca.»

Por otra parte, a las 4.30 de la tarde, setenta autobuses de línea y treinta microbuses de la Empresa Municipal de Transportes, SA (Emtusa), pararon en Gijón en señal de duelo por la muerte, en Oviedo, de Victoriano Martínez. Los autobuses, parados en las terminales de sus líneas, lucían crespones negros.

Convocada una huelga de camioneros en toda España

Representantes provinciales de los camioneros asociados a Fenadismer acordaron ayer, en una asamblea urgente convocada ex profeso, exigir el total esclarecimiento -judicial y parlamentario - de los sucesos de Asturias del miércoles, así como la libertad inmediata de los transportistas detenidos en aquella región. En apoyo de estas exigencias, los autopatronos han convocado dos días de huelga -el viernes, 21 y el lunes 24-, al tiempo que advierten que si sus peticiones no son atendidas volverán a reunirse para considerar nuevas acciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de septiembre de 1979

Más información

  • Llamamiento a los camioneros de toda España a un paro de 48 horas