Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retraso en la construcción del transbordador espacial de la NASA

Un grupo de científicos de la agencia espacial norteamericana NASA ha hecho público un informe en el que culpa a la insuflciencia de fondos, la falta de realismo en la programación y la inadecuada planificación a largo plazo del aumento de costos y del retraso en el cumplimiento de los plazos previstos que está sufriendo el programa de construcción de un transbordador espacial, clave del futuro espacial de la nación, según los autores del informe. Este se ha realizado de forma independiente de la dirección del proyecto, que lleva un año y medio de retraso, y se espera que exceda los cálculos de costo originales en un 15% o un 20%.El transbordador espacial es un transporte orbital revolucionario, diseñado para despegar como un cohete y aterrizar como un avión, que puede poner en órbita y devolver a la tierra hasta siete personas. El martes se anunció en el Centro Espacial Kennedy, de Florida, que uno de los problemas que preocupan a quienes llevan adelante el programa es la resistencia de las baldosas del sistema de aislamiento del calor, que es vital, en el frente del transbordador, lo que retrasará un mes más los trabajos de construcción del primer ferry espacial, el Columbia.

El plan más reciente fijaba la fecha de lanzamiento del Columbia para antes de que terminara el próximo mes de marzo, pero el administrador de la NASA, Robert Frosch, declaró en junio ante el Congreso que las posibilidades de que el transbordador emprenda el vuelo antes de finales de junio son sólo de un 50%. El plan original pretendía ponerlo en órbita a finales de 1978.

El informe añade que es evidente la importancia de disponer de fondos suficientes para atacar los problemas de un esfuerzo tan complejo como el ferry espacial y subraya que se ha registrado una falta de planificación adecuada a largo plazo, porque sólo se ha hecho hincapié en los problemas inmediatos. Esto ha obligado, según los científicos de la NASA, a aplazar el trabajo de un año a otro, lo que hizo que los subcontratistas aminoraran o aceleraran la marcha, según los momentos. Muchos trabajadores con experiencia fueron despedidos durante las épocas lentas y sustituidos más tarde por personal sin experiencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1979