Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARAGON

Los socialistas cortan el paso a UCD en la iniciativa autonómica

De una petición oficial a un mero ruego ha tenido que descender el rango del documento aprobado por la Diputación General de Aragón en su último consejo de gobierno, en relación con la puesta en marcha del proceso autonómico.

La reducción en la importancia de este documento -presentado al pleno del ente preautonómico por su presidente, Juan Antonio Bolea- ha tenido como causa la actitud de la oposición socialista, que pretendió ver en la propuesta autonómica del señor Bolea un intento de UCD por capitalizar los pasos que, de aquí en adelante, se van a suceder en tomo a este tema.Allí donde la propuesta del presidente Bolea hablaba de encargar a ayuntamientos y diputaciones provinciales un pronunciamiento oficial en apoyo de la apertura de un amplio proceso de autonomía se incluye ahora el mismo principio, pero bajo el barniz de una mera sugerencia o ruego. Los socialistas de la Diputación General de Aragón, encabezados por Angel Cristóbal Montes, han provocado esta reducción de intenciones en el texto autonómico precisamente en un intento de evitar que el contenido del mismo fuese el arranque para una capitalización de la autonomía aragonesa por parte de UCD

En un primer momento, miembros de UCD vinculados a la Diputación General de Aragón pretendieron que las tres diputaciones provinciales -que cuentan con importante mayoría centrista- suscribieran sendos documentos de compromiso autonómico al objeto de contrarrestar los intentos que en el mismo sentido estaba desarrollando el PSOE cerca del Ayuntamiento de Zaragoza y de otros municipios aragoneses.

Al parecer, las fuertes tensiones internas a las que está sometida la agrupación aragonesa de UCD -en las que los personalismos han tomado hace tiempo carta de naturaleza- han impedido que las corporaciones provinciales hicieran efectivo a tiempo ese gesto oficial de apoyo al proceso autonómico. Estas tensiones en el seno del partido centrista se ven redobladas estos días ante la inminente convocatoria de una asamblea en Zaragoza para la elección de nuevo comité ejecutivo y nuevo secretario de UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 1979