Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE

Una reposición con los mismos cortes

Por si el grueso de los estrenos no fuera ya suficientemente triste, las reposiciones del verano están resultando aún peores de lo habitual. En un futuro próximo, pero por desgracia no determinado, se van a reponer Moby Dick,de John H ustony Johnny Guitar, de Nicholas Ray. Entretanto, la única reposición relevante es la de Grupo Salvaje, de Sam Peckimpah, feliz acontecimiento que posee, no obstante, algunos aspectos negativos que conviene resaltar.En primer lugar, la película se estrenó en España en enero de 1970 con varios minutos mutilados por la censura, corte que se mantiene, sin ninguna justificación, en esta reposición. En segundo, la amorfa pantalla de Cinerama deforma totalmente las sabias composiciones de Panavisión de la película. Y, en tercero, el estado de la copia, ¡la noche del estreno!, dejaba ya bastante que desear.

Grupo salvaje (The wild bunch)

Director: Sam Peckimpah. Guión: Sam Peckimpah y Walon Green, sobre un argumento de Walon Green y Roy N. Sickner.-Fotografía:-Luicien Bllard: Intérpretes: Jerry Fielding, William Holden, Ernst Borgnine, Robert Ryan, Edmond O'Brien, Warren Oates, Ben Johnson, Jaime Sánchez, Emilio Fernández, Stroher Martin, L Q. Jones y Bo Hopkins. Norteamericana, 1969. Local de estreno: Real Cinema.

Pasando a otras cosas, resulta sorprendente el que la película, diez años después de su realización, no haya perdido ni un ápice de su fuerza original. Como, además, se da el caso de que, en esta década, los westerns no se han destacado especialmente, ni por su calidad ni por su cantidad, Grupo salvaje aparece como la última e indiscutible gran epopeya del género. Recientemente despejada por el espectador español la incógnita Monte Hellman, Peckimpah aparece como el único continuador en los años sesenta y setenta del género creado por los Ford, Hawks, King, Walsh, Curtiz, Vidor, Ray, Mann y Boetticher..

En Grupo salvaje, Peckimpah realiza en cierta forma la síntesis de los temas desarrollados en dos de sus películas anteriores. Los hombres que pertenecen a un tiempo pasado e incapaces de adaptarse a los nuevos tiempos de Duelo en la alta sierra y la persecución como obsesión y como totalidad de Mayor Dundee. Al hablar de Grupo salvaje se suele citar la crudeza de sus escenas de violencia o sus supuestas intenciones desmitificadoras. Pero quizá las razones del impacto y la emoción que supone cada visión de esta película deban buscarse en otro lado. Por ejemplo, en la sabia dosificación de elementos contrarios sobre la cual está construido el filme: planos supergenerales-primerísimos planos, realismo-poesía, épica-intimismo, brutalidad-ternura, amigo-enemigo, infancia-vejez, siglo XIX-siglo XX, profesionalidad-estupidez, caballo-coche, etcétera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 1979

Más información

  • "GRUPO SALVAJE"