Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las vidas de las españolas silenciadas

Las silenciadas es el primer título de la trilogía de Antonia Rodrigo, editada por Plaza y Janés, que reúne las biografías de las mujeres más significativas en la historia de la España del siglo XX, y que fue presentado ayer por la actriz Lola Gaos en la Librería de Mujeres de Madrid. «El trabajo de Antonina Rodrigo adquiere un valor muy preciso y necesario: la sustitución del tiempo del silencio por el tiempo de la palabra», dice Montserrat Roig en el prólogo de este libro, que se completará con sendos volúmenes dedicados a las mujeres exiliadas y a las mujeres olvidadas.

«¿Por qué silenciadas? Porque a toda una generación nos ocultaron o falsearon su verdadera personalidad. Mujeres como Pasionaria o Victoria Kent nos han sido descritas como verdaderos monstruos, y aunque sus nombres suenen no se conoce el importante papel histórico que asumieron ni su auténtica dimensión humana», señala Antonia Rodrigo, colaboradora habitual en revistas de historia, autora de varios estudios sobre teatro y ensayos biográficos.Las silenciadas es un retablo heterogéneo en el que aparecen las grandes figuras femeninas de la política -Pasionaria, Margarita Nelken, Federica Montseny, Victoría Kent-, las mujeres de letras que vivieron a la sombra de sus compañeros -María Teresa León, Zenobia Camprubí o María Goyri-; actrices universales, como Margarita Xirgú y María Casares, y las historias singulares de Maruja Díaz, promotora del famoso encierro que, en junio de 1976, llevaron a cabo las mujeres de los trabajadores despedidos por Motor Ibérica, o Enriqueta Otero, la maestra miliciana que todavía hoy con más de ochenta años, recorre los pueblos de su Galicia natal, en los que desarrolla una misión cultural similar a la que realizó en su día La Barraca.

Por otra parte, también en la Librería de Mujeres, se ha celebrado estos días -el lunes y el viernes pasados- un debate sobre las expectativas del movimiento feminista, en colaboración con la revista Argumentos, y en el que han intervenido representantes de diversos grupos feministas y partidos políticos de izquierda.

Tras el doble proceso legislativo, una Constitución que no satisface plenamente a la mayoría de las mujeres concienciadas y la consolidación de UCD en el poder, se abre para el movimiento feminista una etapa que todas las opiniones coinciden en pronosticar de dura lucha. Primero está la batalla legislativa en tomo a temas como el divorcio y el aborto y, al mismo tiempo, la necesidad de fortalecer y afianzar el propio feminismo sobre una amplía base social, lo que exige salir de los ghettos y cenáculos para llegar a muchas mujeres que sienten su discriminación todavía como un problema personal, sin llegar a objetivizarla ni a tomar postura contra las causas sociales, políticas, etcétera, que la originan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1979

Más información

  • "Mujeres de España" se presentó ayer