Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro retrasa hasta el otoño su visita a España

El presidente del Consejo de Estado de Cuba y secretario del Partido Comunista, Fidel Castro, no vendrá a España antes del otoño, según se desprende de sus declaraciones, efectuadas en México antes de concluir ayer su visita oficial. En el curso de una rueda de prensa declaró que la acumulación de trabajo impedía que la visita se llevase a cabo dentro de las fechas propuestas. Por otro lado, a primeros de septiembre se celebrará en La Habana la cumbre de países no alineados, sobre la que se están volcando los esfuerzos de la diplomacia cubana e impediría un desplazamiento del máximo dirigente cubano antes de su finalización.

En declaraciones recogidas por Radio Nacional de España, Castro afirmó: «Hasta el mes de septiembre no podré visitar España, debido al inmenso trabajo con motivo de la organización de la sexta conferencia cumbre de países no alineados.» Al ser preguntado sobre una eventual visita en el mes de junio, dijo que se había comentado mucho sobre este viaje, pero que no podrá tener lugar en este mes, ya que no se ha adoptado al respecto ninguna decisión.« En estos instantes », dijo Castro, «no tengo la seguridad de que pueda cumplimentar la invitación del Gobierno español antes de septiembre, aunque mis deseos son hacer este viaje lo antes posible. Pero en estos momentos nos encontramos enfrascados en un inmenso trabajo. Ahora, precisamente, no puedo dar una respuesta definitiva sobre la cuestión».

Castro fue invitado a visitar España en el transcurso de la visita efectuada por el presidente del Gobierno español, Adolfo Suárez, a La Habana, durante septiembre del pasado año. Según la Oficina de Información Diplomática, el presidente cubano fue invitado a visitar España durante el presente año, pero hasta ahora no han sido concretadas las fechas.

A raíz del viaje a La Habana llevado a cabo recientemente por el ex ministro del Interior Rodolfo Martín Villa, se especuló con que su misión tenía como fin conseguir un aplazamiento de las fechas para la llegada de Castro a España, aunque se desconocen las razones de esta supuesta petición del Gobierno español.

Elogios revolucionarios

Las conversaciones mantenidas por Castro con su colega mexicano, José López Portillo, han sido calificadas como «muy cordiales».

Castro manifestó que su visita tiene él objetivo de estrechar las relaciones, desarrollar la cooperación entre ambos países y trabajar unidos por un nuevo orden económico internacional.

Tras la primera ronda de conversaciones, durante la comida que Castro ofreció a López Portillo, el dirigente cubano expresó la solidaridad de su Gobierno con la tesis mantenida por México, que considera los recursos energéticos como «patrimonio de la Humanidad», así como su política petrolera.

Esta tesis mexicana será presentada en la Asamblea General de la ONU del próximo mes de septiembre y está basada en que la producción, distribución y consumo de productos energéticos deben ser reguladas por la racionalidad y la demanda multilateral, organizándose de manera que beneficie a los países débiles y pobres, «agobiados por angustiosas desigualdades», según expresó el presidente mexicano.

En el transcurso de su encuentro con los periodistas, en el que habló de su visita a España, Castro rechazó que su país fuese «exportador de revoluciones». Lamentó que las revoluciones no se puedan exportar, porque si así fuese, nosotros resolveríamos nuestros problemas de divisas», comentó, irónico, a las preguntas de los periodistas, relativas a las acusaciones lanzadas contra Cuba por varios países centroafricanos.

Al referirse a las relaciones con Estados Unidos, Castro dijo que «seguían perfectamente mal». Afirmó que los norteamericanos permanecen por la fuerza en la base de Guantánamo y que el bloqueo impuesto contra Cuba, «que ha fracasado», según él, «atentaba contra los derechos humanos», por afectar a alimentos y medicinas, cuya carencia cuesta vidas humanas, incluso de niños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 1979

Más información

  • Declaró en México que la preparación de la "cumbre" de los no alineados lo impide