Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Oposiciones libres y restringidas

En un país en el que hay más de un millón y medio de parados, de los cuales un importante tanto por cierto son graduados universitarios que se han lanzado como último recurso, a falta de conseguir empleo en el sector privado a la caza de oposiciones, desde las de más bajo nivel hasta las privilegiadas, verdaderos cotos cerrados de determinadas castas, yo me pregunto y yo preguntaría, si pudiera, a quien tiene la responsabilidad, si es ético y ortodoxo que el organismo autónomo Junta de Construcciones, Instalaciones y Equipo Escolar, adscrito al hoy llamado Ministerio de Educación, y cuyo presidente es, por ley, el director general de Programaciones e Inversiones de dicho ministerio, convoque unas oposiciones libres, esto es, abiertas a todos los administrados que tengan la titulación exigida, con diecisiete plazas vacantes para arquitectos e ingenieros técnicos, cuando es sabido que hay en la actualidad veinte titulados repartidos por las diversas delegaciones provinciales del MEC, encuadrados en las Unidades Técnicas de Construcción, que tienen la condición de personal contratado-interino, con más de un año de servicios y que va a acceder a dichas oposiciones y no precisamente en igualdad de condiciones con el resto de los aspirantes. Es una felonía a los 350 restantes aspirantes que han estado preparando durante meses la citada oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1979