El ex líder liberal británico Jeremy Thorpe, en el banquillo

La saga del ex líder liberal británico Jeremy Thorpe se reanudó ayer con la apertura en el Tribunal Criminal de Londres de su proceso por intento de asesinato. Junto con Thorpe comparecen en Old Bailey otros tres hombres, acusados de conspirar a lo largo de nueve años para dar muerte al ex modelo masculino Norman Scott, supuesto amante del político liberal.

La publicidad que rodeó en diciembre pasado las audiencias preliminares del caso ha convertido su vista pública en una competición entre medios informativos europeos y norteamericanos paraconseguir un asiento en el histórico juzgado londinense. Sesenta y nueve plazas estarán ocupadas por representantes de prensa, radio y, televisión y las 36 restantes por el público.Con al menos dos días de diligencias previas, la comparecencia de testigos no comenzará, probablemente, hasta finales de semana. Jeremy Thorpe, de cincuenta años, que solicitó y obtuvo el aplazamiento por unos días de su proceso, perdió la semana pasada el escaño parlamentario, que habla mantenido durante veinte años, por la circunscripción de Devon Norte, de la que era el candidato liberal.

Los cargos que se imputan al señor Thorpe son los más graves de que se tiene reciente memoria contra un político británico. Además de conspiración para asesinar, que comparte con los otros tres acusados (David Holmes, un asesor fiscal y ex vicetesorero del Partido Liberal; John Le Mesurier, comerciante, y George Deakin, propietario de un club nocturno), Thorpe afronta separadamente una acusación de incitar a Holmes al asesinato de Norman Scott.

Scott, de 39 años, ahora entrenador de caballos, declaró en diciembre pasado ante un tribunal de rango inferior haber mantenido relaciones sexuales con Jeremy Thorpe. El complot contra su vida habría sido dirigido por el político liberal para proteger su reputación y atajar la publicidad de un asunto que a comienzos de 1976 era ya del dominio público. Thorpe resignó la dirección del Partido Liberal, en mayo de 1976, pero fue portavoz de Asuntos Exteriores del partido hasta septiembre del año pasado.

Ayer fue seleccionado el jurado que habrá de pronunciarse sobre su inocencia o culpabilidad: nueve hombres y tres mujeres, a los que el juez advirtió solemnemente sobre su obligación de evitar cualquier conversación o lectura acerca del tema Thorpe que pueda comprometer su imparcialidad final. El proceso iniciado en Old Bailey puede durar entre dos y tres meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 08 de mayo de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50