Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conferencia de la ONU sobre el mercado de aceite de oliva

El jefe de la delegación española en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el aceite de oliva, Mariano García Munos, manifestó ayer que «nuestro país deberá seguir arrancando olivos de rendimiento decreciente para evitar costes a la economía nacional y mantener el equilibrio necesario entre la producción y el consumo».Las posiciones de España en esta conferencia, en la que participan una veintena de países exportadores e, importadores de aceite de oliva, son coincidentes con las de la Comunidad Económica Europea (CEE) en el sentido de limitar la producción.

España, que es el segundo país productor, después de Italia, consume unas 325.000 toneladas de aceite por año, y exporta más de 100.000. Entre los países importadores de aceite. de oliva español se encuentrdn, prácticamente todos los europeos, incluso algunos del Este.

La presente conferencia tiene por objeto elaborar un convenio internacional que regule el mercado de este producto, con el fin de lograr una mayor estabilidad de los precios.

El aceite de oliva encuentra grandes dificultades de penetración en los mercados internacionales no tradicionales, señaló el representante español, dada la competencia de los aceites vegetales, como soja y girasol.

En cuanto a la aceituna de mesa, la delegación española señaló que existen algunos problemas de venta hacia Estados Unidos, que tratarán de resolverse en el seno del GATT (Acuerdo General de Tarifas Arancelarias y Comercio). Esos problemas se refieren a los derechos compensatorios que aplica Estados Unidos a las importaciones españolas, cuestionadas en el Congreso norteamericano

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de marzo de 1979

Más información

  • Criterio unánime a favor de limitar producciones y arrancar olivos