Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno israelí aprueba el proyecto de tratado de paz con Egipto

El primer ministro israelí, Menahem Begin, y el próximo tratado de paz entre Israel y Egipto consiguieron ayer un importante espaldarazo: el Gabinete israelí aceptó casi por unanimidad las recomendaciones de Begin y aprobó los dos últimos puntos del proyecto de tratado que obstaculizaban el acuerdo. Quince ministros votaron afirmativamente y dos no participaron en la votación. El próximo domingo, el Consejo de Ministros se pronunciará sobre el texto del tratado en su conjunto, que posteriormente será ratificado por la mayoría del Parlamento israelí.

A la votación de ayer no asistieron Halm Landau, considerado un «superhalcón», quien justificó su ausencia con «razones familiares» (un entierro), y el ministro religioso Hammer, que abandonó el Consejo antes de la votación con el propósito -dijo- de no tener que pronunciarse «antes de la discusión sobre la naturaleza de la autonomía palestina, prometida por Begin».El debate acerca de la «naturaleza» de esa autonomía, tanto para Gaza como para Cisjordania, se efectuará en la reunión del domingo. Los tres ministros religioso han prometido a Begin que votarán en favor del tratado si «las explicaciones sobre el régimen autonómico son satisfactorias».

Otros dos ministros, el general Sharon, de Agricultura, y Landau (sin cartera) pueden incorporarse al grupo de los religiosos y pronunciarse contra el tratado, o abstenerse, si no logran suficiente «satisfacción» sobre ese punto. Pero incluso con su rechazo, el proyecto de tratado será asegurado por la mayoría del Gobierno.

En la Knesseth (Parlamento), por lo menos ochenta diputados, sobre 120, se pronunciarán en favor del acuerdo con Egipto, según estiman casi todos los expertos. Sólo los cinco diputados de la extrema izquierda comunista y veinte o veinticinco de los sectores ultranacionalistas de los demás partidos se opondrán. Sobre este punto, aquí se recuerda que los acuerdos de Camp David recibieron el apoyo de 84 diputados. Se espera que el tratado obtendrá ahora el mismo número de votos.

Según se ha informado a este diario, el Gobierno israelí hizo ayer, al aprobar las propuestas sobre los capítulos conflictivos que durante las últimas semanas trabaron las negociaciones, dos importantes concesiones a Egipto. En primer lugar, Israel ha renunciado a que la venta del petróleo egipcio del Sinaí sea incluida en el texto del tratado, como hasta hace unos días exigía Begin. Egipto se limitará a vender petróleo a Israel en las condiciones regulares del mercado internacional, incluidos los precios, sin ninguna cláusula privilegiada ni compromiso de suministrar una cantidad mínima. Estados Unidos ha aceptado garantizar a Israel el petróleo que necesite en el curso de los próximos quince años.

Paralelamente, Israel también ha convenido en especificar las diferentes etapas de su primera retirada del Sinaí, hasta la línea Ras- Mohammed-Al-Arish, que deberá completarse nueve meses después de la firma del acuerdo de paz.

En contrapartida, Egipto ha aceptado que el intercambio de embajadores se concrete un mes antes del fin de la primera etapa de retirada israelí, sin ligar ese intercambio a la puesta en marcha del régimen de autonomía en Gaza. Sadat ha renunciado, a la vez, a enviar oficiales de enlaces egipcios a esa zona inmediatamente después de la firma para que organicen las elecciones locales.

Ayer se supo en Jerusalén que el ministro de Defensa, Ezer Weizman, amenazó en dos ocasiones con renunciar durante las conversaciones de Begin con el presidente Carter. «Si nosotros -dijo Weizman a Begin- hacemos fracasar estas negociaciones por mezquindades, yo presentaré mi división y tú, Begin, habrás comprometido tu porvenir político.» Posteriormente, ambos se reconciliaron.

Anoche, Weizman y el ministro de Asuntos Exteriores, Moshe Dayan, partieron hacia Washington en compañía de un grupo de especialistas. Allí ultimarán los detalles de los compromisos asumi dos por Carter en materia de asis tencia económica y militar a Israel antes del Consejo de Ministros del próximo domingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 1979

Más información

  • Se espera que el Parlamento, (Knesseth) lo ratificará por amplía mayoría