Fuertes ataques verbales entre Moscú y Pekín en el Consejo de Seguridad

La primera reunión del Consejo le Seguridad de las Naciones UnIdas sobre la situación en el weste asiático finalizó sin que se adoptaran ningún tipo de medidas y con un solo proyecto de reolución, presentado por la Unión Soviética y Checoslovaquia, que «condena enérgicanente» la invasión de Vietnam tropas chinas.La sesión del Consejo de Seguridad, que duró casi tres horas, estuvo dominada por los ataques verbales que intercambiaron los representantes de China y URSS, acusándose mutuamente de «expansionismo», y por una llamada al inmediato alto el fuego y a la apertura de negociaciones hecha por Estados Unidos.

Las dificultades comenzaron al redactar los temas de la agenda a tratar en la reunión del Consejo. Tras muchas dilaciones se llegó a una fórmula de compromiso que fue aceptada por China y la Unión Soviética. Según esta fórmula, el Consejo de Seguridad de la ONU discutirá «la situación en el sureste de Asia y sus implicaciones para la paz y la seguridad mundial».

Más información
Se descarta la presencia de soviéticos en el frente vietnamita
China y Vietnam refuerzan sus efectivos en tres puntos del conflicto

El proyecto de resolución presentado por la U RSS y Checoslovaquia, que no tiene la menor posibilidad de convertirse en resolución, ya que sería vetado por China, fue el único resultado concreto de la tumultuosa reunión. El proyecto condena la invasión China de Vietnam, pide que Pekín respete la independencia, soberanía e integridad territorial de su vecino del Sur, exige el pago de reparaciones por los daños causados en la Invasión y pide a los miembros de la ONU que suspendan sus ventas de armas y tecnología aplicables a fines militares a la República Popular China.

El embajador chino, Zhen Zhu, insistió en que su país ha lanzado un contraataque contra las agresiones vietnamitas, que se trata, pues, de un acto de defensa propia y que la acción militar se limitará a enseñar «una lección» a Hanoi. El representante chino acusó a los vietnamitas de sojuzgar Camboya.

El delegado soviético, Mijail Kharmalov, dijo que la agresión china a Vietnam es simplemente un nuevo paso de Pekín hacia la consecución de sus metas expansionistas en Asia, según los planes trazados por Mao Zedong (Mao Tse-tung) y seguidos ahora por sus sucesores.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Andrew Young, embajador de Estados Unidos ante el organismo internacional, pidió la retirada inmediata de las tropas chinas de Vietnam, y de las vietnamitas de Camboya, además de instar a las partes a que resuelvan sus diferencias por medios pacíficos.

Una nueva reunión del Consejo estaba prevista para la noche del sábado y madrugada del domingo, hora de Madrid, en la que previsiblemente se presentarán dos nuevos proyectos de resolución. Uno, apoyado por China, pedirá la retirada vietnamita de Camboya, y el otro, presentado por los países occidentales, pedirá la retirada de todas las tropas invasoras y propondrá negociaciones en la ONU. Ninguno de los tres proyectos tiene por el momento posibilidades de ser aprobado, ante el poder de veto que tiene Moscú y Pekín en el Consejo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS