Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lluvias dejaron sin casa a treinta personas en Tenerife

A consecuencia de las fuertes lluvias caídas estos días en Santa Cruz de Tenerife, unas treinta personas, de las que ocupan las chabolas que bordean el barranco de Santos, en la capital tinerfeña, tuvieron que ser desalojadas al ser inundados por el agua los corrales de madera que hasta la fecha servían de habitáculo para estas familias.

La presión del caudal arrasó todos los utensilios de estos infrahumanos hogares, cuyos habitantes se refugiaron con posterioridad en el interior de la iglesia de la Concepción, que resultó, asimismo, inundada. Este hecho motivó el traslado de los afectados a las dependencias del antiguo Hospital Civil en el que permanecieron hasta el día de ayer.

El interés de las autoridades sanitarias y de asistencia social en la provincia -que no el de las municipales- propició unos inmuebles para estas familias en el albergue Santa Crucero, en los que quedarán establecidas provisionalmente entretanto el Ayuntamiento gestiona la concesión de nuevas viviendas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 1979

Más información

  • Ocupaban chabolas y corrales de madera