Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consejo de Ministros

El Gobierno se ratifica en las medidas antiterroristas en marcha

El examen del problema terrorista ocupó ayer la mayor parte de las e inco horas que duró la reunión del Consejo de Ministros. La conclusión principal es que los planes en marcha -que por su naturaleza tienen carácter reservado- se consideran unánimemente por el Gobierno como los más adecuados para facilitar la actuación policial y conseguir frutos positivos a medio y largo plazo.

En estos términos se expresó ayer el secretario de Estado para la Información, Manuel Ortiz, al informar del contenido del Consejo que se celebró ayer.Al preguntársele por el rumor insistente sobre el cese del ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, en los próximos días, el señor Ortiz afirmó que el ministro no presentó ayer su dimisión.

Añadió en su informe el secretario de Estado que en el Consejo se produjo un debate abierto entre los ministro con un análisis críticoen profundidad de las medidas antiterroristas vigentes. De ese debate, en el que no se han contemplado nuevas medidas salvo algunas colaterales, se deducen las siguientes conclusiones:

El conjunto de medidas adoptadas es más amplio y adecuado que el que contendría un posible estado de excepción.

En definitiva, el Gobierno se ratifica firmemente -añadió el señor Ortiz- en el plan antiterrorista y con las actuaciones que se llevan a cabo, por considerarlas las más idóneas.

En cuanto a las medidas complementarias, se concretan en los siguientes extremos:

Activar las gestiones en dos frentes: petición al Gobierno francés para que reconsidere el mantenimiento del status de refugiados políticos a terroristas de ETA, y actividades destinadas a impedir el suministro de armas a esta organización.

En segundo lugar, intensificar la profesionalización de las fuerzas de seguridad tratando de conseguir su «perfeccionamiento especializado» y mejorando la dotación de medios técnicos para que su acción pueda ser más eficaz.

El señor Ortiz informó también que el ministro del Interior mantuvo ayer una reunión con los gobernadores civiles del País Vasco y con mandos de las fuerzas de orden público, en la que se estudiaron las investigaciones en curso contra los últimos atentados de ETA.

Dentro del conjunto de medidas examinadas por el Gabinete y aprobadas en la reunión sólo aparece como punto concreto, de entre los que se han dado a conocer, un decreto por el que se desarrolla la ley de Policía.

Pasa a página 9

Se nombrará en breve al director de Seguridad del Estado con rango de secretario de Estado

(Viene de primera página)Se crea la figura del director de la Seguridad del Estado, al que se le da rango de secretario de Estado y que tendrá competencia directa sobre la policía gubernativa, la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Se crea también, con rango de dirección general, un órgano de apoyo para los temas de infraestructura y dotación de los cuerpos de seguridad, de forma que los oficiales de la Policía Nacional y Guardia Civil que ahora se ocupan de estos temas puedan dedicarse íntegramente a sus misiones,

La erradicación del terrorismo es un tema que hay que considerar a medio y largo plazo, pero no es posible -dijo el señor Ortiz- ni señalar fechas concretas ni pensar en éxitos inmediatos.

En cuanto a nombramientos respecto a la reestructuración de la Dirección de la Seguridad del Estado no se ha producido ninguno, pero es previsible que se provean en los próximos días.

Respecto a la posibilidad de cambios en las personas responsables del orden público, dentro de las unidades que operan en este terreno, el señor Ortiz afirmó que no se había contemplado el tema y que, en definitiva, es una cuestión permanentemente sujeta a perfeccionamiento.

Respondiendo a otra pregunta afirmó que durante el extenso debate del Gobierno sobre el terrorismo no se hizo mención en ningún momento al comisario Conesa como jefe de la brigada especial.

En cuanto a nombramientos, el único de importancia es el del general José Timón de Lara como inspector de la Policía Nacional.

El general Timón de Lara, que fue inspector de la Policía Armada, pasó recientemente a la situación B. Ayer se aprobaron las normas por las que la inspección de la Policía Nacional puede ser encomendada a cualquier oficial general y se mantiene en su puesto al anterior responsable de estas fuerzas, si bien hay que señalar que a partir de ahora su función es de contenido menos ejecutivo, y que será el director de la Seguridad del Estado quien directamente tenga el mando.

El señor Ortiz analizó también el viaje que hoy hará el ministro de Asuntos Exteriores a París y aseguró que el señor Oreja presentará pruebas nuevas en cuanto a personas que gozan de la carta de refugiados políticos y tienen vinculación directa con ETA, e incluso ostentan responsabilidades directivas en la organización terrorista. Se espera -dijo- que esto tenga algún efecto.

Por fin, el señor Ortiz afirmó que el Gobierno entiende que se ha hecho todo lo humanamente posible para controlar el orden público e insistió en que el nuevo clima de libertad, la peculiaridad de la transición política y las dificultades económicas con su secuela de paro dificultan la acción en este campo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de enero de 1979

Más información