Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Sin directivos

El ministro de Cultura tiene ya en su poder el placet del Consejo Superior de Deportes -un trámite de subordinado, pero necesarío- a la propuesta de la Federación Española de Fútbol sobre el nombramiento de Ralmundo Saporta como presidente del Comité Organizador del Mundial-82. Casi con seguridad, si no ocurre algo impensable en estos momentos, del próximo Consejo de Ministros, el día 29, saldrán los dos reales decretos por los que se crea un real comité y se nombra su presidente. A partir de entonces Saporta, teóricamente con libertad, escogerá sus colaboradores en los muchos ministerios que deben estar implicados.La planificación sigue en marcha y nadie parece capaz de dise utir tanto el acierto de la persona encargada como el sistema. Este último, porque sólo se podría cambiar por otro real decreto de un futuro Gobierno y siempre con el peligro de la impopularidad o la vuelta a la improvisación que ello supondría. El Mundial-82 es, desde que nació, un tema deportivo y político, pero de Estado por encima de todo. En cuanto a Saporta., lo triste es comprobar que sus valores han puesto de manifiesto una vez más la carencia absoluta de directivos con categoría. Otra factura que se debe pasar al período anterior. Sólo ha dejado aficionados incapacitados o millonarios que se divierten con el deporte.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS