Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taxista asesinado en Guipúzcoa

Amancio Barreiro Gens, un taxista de 35 años cuya desaparición había sido denunciada por su esposa el domingo, fue encontrado muerto ayer a primera hora de la mañana en la localidad guipuzcoana de Aguiñaga.Inspectores de policía localizaron el cadáver en la zona que les había indicado una voz anónima por medio de una llamada telefónica a la comisaría de Irún. El comunicante afirmó que Amancio Barreiro había sido ejecutado, aunque no especificó los motivos ni la filiación de los autores del hecho. El señor Barreiro era natural de la provincia de Pontevedra y residía en Pasajes de San Pedro. La última ocasión en que fue visto se encontraba en un garaje de Trincherte, junto a Pasajes, donde limpiaba su vehículo después de regresar de un viaje a Málaga.

El automóvil -un Mercedes gran turismo con matrícula de Madrid- fue localizado por la Guardia Civil de tráfico a las cinco de la tarde del domingo, casi a la misma hora en que la esposa del señor Barreiro denunciaba la desaparición del taxista. El coche se encontraba abandonado en la carretera N-634, a pocos kilómetros de Orio, con las puertas abiertas y las llaves puestas. El rastreo inmediato de la zona no dio ningún resultado.

El cadáver de Amancio Barreiro fue descubierto ayer por la mañana boca abajo, con un charco de sangre junto a la cabeza, donde presentaba al parecer dos impactos de bala, y las gafas puestas. La policía encontró en el lugar cuatro casquillos de bala del calibre 7,65 mm. Hasta el momento, no se ha responsabilizado nadie del atentado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de septiembre de 1978