Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"La calidad de la carne española no tiene nada que envidiar a la de la CEE"

«Niego cualquier capacidad técnica al senador Pinal para afirmar que el 80% de la cabaña ganadera de Cantabria está enferma», dijo ayer en Santander el director general de Producción Agraria, señor García Ferrero. El senador de UCD y presidente del Colegio de Médicos de Santander, José Luis del Pinal, había declarado hace unos días que, según un informe realizado con ayuda de técnicos cuyo nombre no estaba autorizado a decir, la ganadería montañesa era un desastre y que la carne que comemos los españoles se la echan a los perros en los países del Mercado Común y que la leche que se produce en la provincia está en un estado sanitario deplorable por el uso de antibióticos y otros fármacos sin control veterinario. El senador de UCD aseguraba haber obtenido estos datos después de analizar 39.000 muestras.El director general de Producción Agraria, que celebró reuniones con los dirigentes de la Cámara Agraria y con los principales sindicatos ganaderos de Cantabria, el AIGAS y el SDGM dedicó gran parte de la rueda de prensa con los medios informativos locales a desmentir las declaraciones del senador ucedista. « Estoy contrariado -señaló- por estas declaraciones y por el manejo que ha hecho de los datos.»

«En lo que se refiere a la carne -añadió- a pesar de lo que diga el señor Pina, la carne española no tiene nada que envidiar a la de otros países. Lo que sucede es que somos deficitarios, pero en cantidad no en calidad. Por tanto, esa afirmación de que nuestra carne de vacuno se emplearía para alimento de perros en otros países me parece fuera de lugar y nada seria. Creo que el informe es poco serio y que se ha hecho con un afán y unas intenciones que desconozco, lo que no se puede hacer es desprestigiar a la ganadería montañesa de esa forma, porque se está haciendo un flaco servicio a esta provincia. »

Respecto a la calidad de la leche, el señor García Ferrero dijo que no entendía de dónde habían podido salir esos datos ni la manipulación a que habrían sido sometidos pero que «lo cierto es que, aun encontrándose animales con reacciones positivas a algunos antibióticos ello es muy distinto a decir que el animal se encuentre enfermo. Hay enfermedades, como la mamitis, que cita el senador, que no se manifiestan en la leche.

Por otra parte, el informe del doctor Pinal, que ha obtenido amplia repercusión nacional. causó sorpresa, primero, y más tarde indignación, en los medios ganaderos de Cantabria. Un compañero de partido del senador ucedista, el diputado y presidente de la Comisión de Agricultura del Congreso. declaró a este corresponsal que lo dicho por su correligionario «es una noticia falsa e irresponsable que atenta contra los ganaderos y la economía de la región». «Un ataque directo y absurdo -añadiría De las Cuevas, que es también presidente de la Cámara Agraria Provincial- a la laboriosidad, es fuerzo y sacrificio de un sector que con poca ayuda, está aportando mucho a la estabilidad económica y social de Cantabria, con una renta anual de 20.000 millones de pesetas.» Justo de las Cuevas terminó diciendo que «si no fuera por el daño que puede ocasionar el sensacionalismo de tal informe, se podría considerar como una broma de mal gusto: la situación sanitaria de nuestra ganadería es la normal y, por supuesto, la más sana y desarrollada del norte de España».

Otro líder ganadero, el presidente del Sindicato Democrático de Ganaderos Montañeses, José Manuel Martínez de la Pedraja discrepó también de los datos del «informe Pinal». El problema no es dramático -dijo- pero existe, qué duda cabe y urge una campaña de saneamiento en profundidad ya que sanitariamente no estamos a los mismos niveles que la CEE».

Los porcentajes de animales enfermos que dio el señor Martínez de la Pedraja no difieren de los ofrecidos por Justo Cuevas, ni los de ambos. de los hechos públicos hace algunos meses por el Ministerio: 8% de tuberculosis. 4% de brucelosis, y más de un 20% de mamitis, todo ello sobre animales en producción. lo que no son cifras alarmantes. en opinión de los líderes ganaderos y del propio Ministerio («no tienen ni idea de lo que pasa en la CEE» -diría Justo de las Cuevas). «animales tuberculosos existen en todos los países del mundo». aclaró Martínez de la Pedraja. «Esas enfermedades no se reflejan en la leche».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de julio de 1978

Más información

  • Agricultura responde al senador Pinal