ARGENTINA 78

La palabra "paz", protagonista en la inauguración

El teniente general Videla, presidente de la Junta Militar argentina, declaró ayer inaugurado el XI Campeonato Mundial de Fútbol, a las 14.47, hora local, en el estadio del River Plate. Su discurso, muy breve, corno los del presidente de la Asociación de Fútbol Argentina, Gustavo Cantilo, y el de la FIFA -Federación Internacional-, Joao Havelange, hizo especial hincapié en la palabra paz. La ceremonia inaugural tuvo la brillantez acostumbrada en estos casos.La inauguración del Mundial-78 llegó a su momerito culminante con las palabras del teniente general Videla, que improvisó su discurso. Comenzó diciendo que se trataba de un día de júbilo para Argentina por dos circunstancias concurrentes: «La iniciación de un evento deportivo a escala mundial y la amistosa visita de miles de hombres y mujeres de todas las regiones de la Tierra, con la sola condición -añadió- de su buena voluntad en clima de afecto y respeto recíproco. Justamente, la confrontación en el campo deportivo y la amistad en las relaciones humanas puede -continuó Videla- conseguir la unidad en la diversidad. Esta es la única forma para construir la paz, y por eso pido a Dios, nuestro Señor, que este evento sea para afirmar la paz que deseamos en todo el mundo, una paz en cuyo marco pueda realizarse el hombre con dignidad y libertad.» En este marco declaró inaugurado oficialmente el Campeonato del Mundo.

Videla fue muy aplaudido en dos momentos de su discurso y tanto en su presentación como al final. Cabe señalar que el estadio se encontraba totalmente lleno y que las localidades oscilaban entre las 3.500 pesetas y las seiscientas. Actualmente, el sueldo medio en Argentina oscila entre las 7.000 y 15.000 pesetas.

El clima reinante, con todo el público cantando el himno argen tino en una fase de la ceremonia, fue de tranquilidad absoluta, como se esperaba, y los gritos, así como las banderas argentinas ondeando por todas partes dejaron bien claro el apoyo que su selección va a recibir hoy mismo en su debut ante Hungría. En Argentina, si hay pro blemas, ahora es el peor momento para detectarlos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS