Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparece en accidente aéreo el candidato venezolano Renny Ottolina

La figura más original y controvertida del panorama preelectoral venezolano, Renny Ottolina, desapareció el viernes, al sufrir un accidente la avioneta en la que viajaba desde Caracas a la isla de Margarita, a unos cuatrocientos kilómetros del litoral caraqueño.Los equipos de rescate no habían captado ninguna señal de supervivientes, aunque los restos del aparato siniestrado aparecieron ayer. El presidente, Carlos Andrés Pérez, dispuso personalmente que las fuerzas armadas dedicaran el máximo esfuerzo marítimo y aéreo para localizar al candidato desaparecido.

El fenómeno público que Renny Ottolina supuso desde su aparición en la actividad política es uno de los más sorprendentes y curiosos que se recuerdan en Venezuela. Renny, sin duda uno de los más famosos personajes de Latinoamérica, debe su enorme popularidad a sus largos años de actividad como showman en las televisiones de medio mundo. Muchos españoles recordarán, seguramente, las numerosas apariciones del show de Renny en nuestra incipiente televisión, durante la década de los sesenta.

De forma paralela a su actividad televisiva, que luego se inclinó hacia la radio, Ottolina era él «hombre-anuncio» por excelencia si una firma comercial quería tener asegurada la buena acogida popular de su producto.

Enorme popularidad

Sobre esta enorme popularidad, de la que no gozan ninguno de los restantes candidatos a la presidencia de Venezuela en las elecciones de diciembre próximo, basó Ottolina su determinación a presentarse como candidato. En principio, su aparición en la escena política fue acogida con desprecio en unos casos, con burla en otros y con indiferencia en la mayoría.Pero al poco tiempo sus propios adversarios tuvieron que mostrar más atención hacia lo que la candidatura de Renny suponía, puesto que las encuestas, invariablemente, le colocaban en tercero o cuarto lugar de las preferencias electorales de los venezolanos.

La teoría política de Renny (que no ha ofrecido al electorado un programa como tal, sino en una idea, un propósito), se basó en la ineficacia probada de los partidos políticos tradicionales. Ottolina, que había prometido llevar a su Gobierno, si ganaba las elecciones, a «hombres de mérito, sea cual sea su partido», (la «meritocracia», como el candidato la llamaba), se confesaba demócrata, aunque expresaba que los partidos tradicionales necesitaban «un descanso de poder» para reorganizar sus cuadros y recuperar sus bases.

La desaparición de Renny Ottolina beneficiaría electoralmente, según los observadores, al partido actualmente en la oposición, el socialcristiano COPEL Ottolina se había atraído los votos de los descontentos. Sin su opción, los partidarios de Renny ofrecerán sus sufragios, probablemente, al partido que de manera más acerada y constante, critica los errores del Gobierno de Acción Democrática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de marzo de 1978

Más información

  • Proponía un Gobierno de "meritocracia"