Enfrentamiento dialéctico entre Adolfo Suárez y Hassan II

El rey Hassan II de Marruecos regresó ayer a Rabat después de haber permanecido en España en visita privada durante tres días, invitado por el rey Juan Carlos a participar en una cacería de faisanes en las proximidades de Madrid. Durante su estancia en la capital española el monarca alauita mantuvo dos conversaciones con el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, con quien sostuvo un áspero duelo dialéctico en el curso de la primera entrevista, que se celebró en el palacio de La Zarzuela, y al término de una cena ofrecida por el rey Juan Carlos a la que asistieron el primer vicepresidente del Gobierno, teniente general Gutiérrez Mellado, y el ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja.

Las conversaciones del rey Hassan II con el presidente Suárez se han convertido en el aspecto político más importante del viaje a Madrid del monarca alauita, calificado de privado, pero con claros objetivos políticos y organizado a petición del propio rey de Marruecos. En la primera de las conversaciones Hassan-Suárez -«en las que ambos políticos pasaron revista a la situación política internacional y, en particular, al área mediterránea», como afirman fuentes oficiales- hubo un duro enfrentamiento dialéctico. Hassan II insistió ante Suárez, y en presencia de Marcelino Oreja, en la solidez y firmeza del régimen marroquí, como contrapunto a la situación política interna española y con la crisis del Sahara occidental como tela de fondo, a pesar de que esta cuestión y de que el futuro de Ceuta y de Melilla no fueran abordados directamente.El presidente Suárez escuchó cortés y en silencio la disertación .del monarca marroquí y replicó con dureza a los argumentos de Hassan II, significando la firmeza del proceso político hispano y las posiciones de fuerza que España y su régimen mantienen dentro y fuera de sus fronteras. Este incidente discurrió, según fuentes bien informadas, en tonos cordiales.

Por otra parte, el rey Hassan II, que no pudo entrevistarse con ningún dirigente del PSOE, a pesar de haber solicitado este contacto, pasó la jornada del sábado en compañía de los Reyes de España y participando en una cacería de faisanes (que estuvo a punto de suspenderse por la lluvia), a la que asistieron los condes de Barcelona, Simeón de Bulgaria y otras personalidades.

El domingo por la mañana Hassan II se entrevistó por segunda vez con el-presidente Suárez, en presencia de Marcelino Oreja, y mantuvo conversaciones con empresarios españoles. La jornada terminó con una cena que el rey de Marruecos ofreció en la residencia de su embajador en Madrid, y en la que, amén de los Reyes de España, estuvieron presentes (Suárez no asistió) el vicepresidente primero del Gobierno, teniente general Gutiérrez Mellado; el ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, y personas particulares allegadas al monarca marroquí, como Alfonso Fierro y Torcuato Luca de Tena.

En esta última cena, en la que también estuvieron presentes el hermano y el primo de Hassan II, Mulay Abadallah y Mulay Alaui, los ministros de Asuntos Exteriores de España y Marruecos, Bucetta y Oreja, mantuvieron una amplia conversación y acordaron intercambiar visitas oficiales a uno y otro país en fecha próxima.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS