Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francisco Franco Martínez-Bordiú, condenado como cazador furtivo

Francisco Franco Martínez-Bordiú, nieto del general Franco, y Julio Ribera han sido condenados a un mes y medio de arresto mayor y a la retirada de la licencia de armas de caza durante dos años, por el Juzgado de Primera Instancia de Tortosa (Tarragona), que el pasado viernes 20 de enero les juzgó por el delito de caza furtiva.Los hechos por los que han sido condenados tuvieron lugar el 5 de marzo de 1977. Ese día los guardas jurados de la reserva nacional de caza de los puertos de Tortosa y Beceite oyeron disparos en la reserva, por lo que procedieron a bloquear las salidas de la misma. Los guardas dispararon a las ruedas del vehículo de los cazadores. Dos de los ocupantes, Francisco Franco Martínez-Bordiú y Julio Ribera, abandonaron el vehículo y escaparon a pie, mientras que un tercer ocupante, Ramón Manuel Fernández se entregó.

El juez decidió imponer a Ramón Manuel Fernández una multa de 5.000 pesetas o, en su defecto, un arresto sustitutorio de diez días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 1978