Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presentación de los fascículos "Historia del franquismo"

Ayer se presentó en Madrid el primer número de una nueva colección de fascículos, Historia del Franquismo, escritos por los periodistas Daniel Sueiro y Bernardo Díaz Nosty, con ilustraciones de El Cubri y editado por Sedmay. La colección que, inicialmente, constará de sesenta números, prorrogables a 75, pretende ser un análisis histórico -con gran importancia del componente gráfico- de los cuarenta años de la dictadura.Presentó la colección el historiador Manuel Tuñón de Lara, que pese a no poder venir en persona, envió un texto de presentación dela nueva colección: «Daniel Sueiro y Bernardo Díaz Nosty -señala Tuñón- nos presentan hoy su Historia del Franquismo, desde aquel primero de abril de 1939 hasta el 20 de noviembre de 1975. Relatan en su obra hechos y actos que hoy ya forman parte de la historia, que hay que considerar, como tal, historia. ¿Quiere decirse que al integrarse en la historia esos hechos tengan que ser olvidados? Nada más contradictorio con la misma definición de la historia como memoria colectiva de los pueblos. Esos hechos y esos actos tienen que ser olvidádos como condicionantes del presente y del futuro, como factores políticos. En cambio, hay que asimilarlos y explicarlos como historia.»

«Yo sé que se ha planteado múltiples veces -añade el historiador- si se debe historiarse el más reciente pasado. Que se ha dicho, que hemos dicho muchos, que la exagerada proximidad deja de ser historia para teñirse apasionadamente de política o actualizarse de sociología. No es éste el caso. En primer lugar, porque cuarenta, treinta y veinte años son retrospectivas más que suficientes aceptadas por la historiografía mundial. Pero hay más: incluso para fechas más cercanas, en nuestra España, obras como ésta, llamadas a alcanzar una vasta difusión popular, son imprescindibles y urgentes. ¿Por qué? Porque durante casi cuarenta años se impuso el silencio por el terror a los más, mientras que los menos dispusieron de todos los medios de comunicación y persuasión y manipularon a su antojo las conciencias... Sueiro y Díaz Nosty -concluye Tuñón- levantan acta fiel, nada más y nada menos de aquella «Victoria» que sólo era para unos, mientras que para otros eran las lágrimas y la sangre. Y, en definitiva, esa «Victoria» no era sino la de una minoría que iba a medrar y a prosperar sobre los cadáveres de cientos de miles de españoles. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de enero de 1978

Más información

  • Escrito por Sueiro y Díaz-Nosty