Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presiones soviéticas contra la bomba de neutrones

El jefe del Estado soviético, Leonidas Brejnev, parece haber condicionado su tantas veces aplazada visita a la República Federal de Alemania (RFA) a que este país no introduzca entre sus efectivos militares la controvertida bomba de neutrones.

Al parecer, Brejnev ha remitido a los jefes de Gobierno de los principales países de la OTAN una misma carta, en la que les conmina a resistir las presiones norteamericanas para que acepten la bomba y pongan así en marcha un nuevo negocio armamentista de Washington. Por parte alemana, esta nota del líder soviético, calificada de «muy dura» por el portavoz de Bonn, se recibió hace tres semanas, según se ha sabido ahora. Hace diez días, el Gobierno federal hizo saber que la visita de Brejnev podría aplazarse nuevamente, tras más de un año de espera, debido a «la mala salud del dirigente soviético».El portavoz del Gobierno federal, Gruenewald, ha comentado que el canciller Schimidt no tiene prisa en contestar la carta del jefe del Kremlin. Por su lado, la prensa ultra de la RFA, entre ella Die Welt, comenta que «la intervención soviética prueba la utilidad de la bomba» y acusa de irresponsable al encargado de relaciones de la socialdemocracia, Egon Bahr, por haber dicho que la nueva arma es un «símbolo, de la perversión del pensamiento humano».

Por razones aún no conocidas, ha sido Die Welt, de la cadena Springer, el único diario que ha informado sobre la existencia de esta carta. Pocos días atrás, otro diario conservador, el Frankfurter Allgemeine Zeitung difundió una amplia información sobre el escándalo de espionaje descubierto en el Ministerio de Defensa, lo cual lleva a pensar que ciertos núcleos vinculados con las fuerzas armadas mantienen relaciones estrechas con los medios de prensa más conservadores, hasta el punto de cederles datos especialmente desestabilizadores en este momento de debilidad extrema de la coalición social-liberal.

Brejnev mejora

El estado de salud de Leonidas Brejnev, a pesar de las noticias alarmistas publicadas recientemente en Occidente, ha evolucionado de un modo favorable.En medios autorizados de Moscú, según ha podido saber Efe, se espera que el secretario general del Partido Comunista soviético y presidente del Estado haga una aparición pública en las próximas fechas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de enero de 1978