Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE

Tras los pasos de "Tiburón"

Peter Yates, tras una cierta originalidad en sus primeras películas, no tardó en convertirse en un artesano más, aunque, eso sí, con una cierta distinción en su puesta en escena. Tras sus últimos y nada brillantes trabajos, la industria parece haberle recuperado para filmar esta secuela de Tiburón, escrita -por Peter Benchley, autor y guionista de la anterior. Abismo carece de la inteligencia y la perfección de Su predecesora; sin embargo, no es una mala película. Es una estupenda cinta de acción trepidante en la que Yates mezcla géneros a discreción. La película de aventuras, la policíaca, la de terror, etcétera, todo ello se da en Abismo, película que, además, transcurre en un 50% en el fondo del mar. Un lugar poblado de barcos hundidos, tesoros, onstruos y asesinos.Una crítica malintencionada de esta película podría desmontarla en base a su esquema inicial: tres hombres, blancos, guapos y americanos, buscan un tesoro en barco hundido, mientras que en el misimo lugar un grupo de gangsters, malos, feos y negros buscan morfina. Pero más allá de eso, Abismo es una interesante película de acción y de tensión, que consigue tenernos pegados a la butaca durante hora y media, lo que sin duda es uno de sus objetivos principales.

Abismo (The Deep)

Director: Peter Yates. Guión de Peter Benchley y Tracy Keenan Wynn basado en la novela de Peter Benchley. Fotografía: Christopher Challis. Música: John Barry, Intérpreles: Robert Shaw, Jacqueline Bisset, Nick Nolte, Louis Gossett y Eli Walach. Norteamericana, 1977. Locales de estreno: Palacio de la Música, Mola y Fuencarral.

Yates saca a flote la película dosificando muy bien la acción y logrando que las larguísimas escenas submarinas no sean nunca aburridas. El happy-end es bastante artificial, pero al parecer los autores no se han atrevido a dejar morir a su mejor personaje, el viejo lobo de mar interpretado por Robert Saw, entre otras cosas porque ya lo hicieron en Tiburón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de enero de 1978

Más información

  • "ABISMO"