Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oposicion total al Plan de Ordenación Urbana de Getafe

Las entidades ciudadanas, centrales sindicales y partidos políticos que cuentan con base en Getafe, han formado una comisión cuyo fin será tratar de impugnar el plan general de ordenación urbana de este pueblo, al que calificaron de «segunda especulación histórica de Getafe».

La comisión la forman representantes del PSOE, PSP, ORT, MCE, PTE, CSUT, SU, USO, CNT, UGT, Asociación de Amas de Casa, y las Asociaciones de Vecinos la Alhóndiga y Juan de la Cierva. Respecto a la ausencia del PCE, CCOO y la Asociación de Vecinos Centro, en la comisión, en la rueda de prensa donde ésta se dio a conocer, algunos de los presentes informaron de que las entidades ausentes habían preferido llevar la lucha por su cuenta.El objetivo inmediato que persigue esta comisión es la impugnación del plan por estar basado en un «monstruoso crecimiento industrial de Getafe». La opinión de la comisión sobre el plan es que «éste se trata de un absurdo total que beneficia a intereses particulares muy concretos y que deja en el tintero todos los problemas urgentes y graves que afectan al municipio, y que hipotecaría, si fuese aprobado por la Coplaco, el desarrollo futuro de Getafe y la actuación del ayuntamiento democrático que surgiera en las próximas elecciones municipales.

Según datos aportados por la comisión, la población de Getafe, que en 1950 se reducía a 12.250 habitantes, se ha visto aumentada, actualmente, a 150.000 personas, lo que equivale a un índice de crecimiento del 371 %. Este aumento de la población no se ha visto acompañado del correspondiente equipamiento urbano e infraestructura adecuada. Esto, junto con el desacuerdo de la comisión de que sólo unas determinadas zonas se beneficien del desarrollo industrial fueron las razones fundamentales contra el plan aducidas por la comisión: «Miles de familias procedentes de Castilla, Extremadura y Andalucía, que dejaron su tierra, han sido la fuente principal del crecimiento de Getafe. Ellas han tenido que venir a buscar trabajó aquí y nosotros consideramos que los puestos de trabajo deben crearse donde vive la gente.»

Paralelamente a la solicitud de que se suspenda el plan general, la comisión considera que con carácter de urgencia hay que resolver una serie de problemas en Getafe como son la enseñanza, sanidad, equipamiento cívico, cultural, deportes e infraestructura.

Dentro de este segundo punto, hicieron especial hincapié en el tema de las condiciones de edificación. «Getafe en su conjunto -explicaron- es una infracción urbanística. Las infracciones de este tipo son incontables: parque de Las Margaritas, plaza de Pinto, avenida España, calle del Horno.»

Una de estas infracciones ha consistido en construir edificios de más de cuatro alturas. En una visita realizada por el pueblo entre la comisión y la prensa invitada a la rueda informativa, se fueron viendo cada una de estas irregularidades. Asimismo, se denunció el abandono en que se encuentra la avenida del Alcázar de Toledo, vía que está contemplada como una de las más importantes del pueblo y que se encuentra sin asfaltar.

Finalmente, la comisión habló de que el plan elaborado por el Ayuntamiento obedece a unos intereses muy concretos, como es la sociedad Hursoto, SA. No obstante, la comisión anunció que estaba realizando una investigación a fondo para dar una lista con los nombres de los beneficiarios directos del plan, entre los que «desde luego -dijeron-, no se encuentran los vecinos de Getafe».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de septiembre de 1977

Más información

  • Asociaciones vecinales, partidos, políticos y centrales sindicales