Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Campaña electoral para el Congreso y el Senado

Replanteamiento del Consejo General de Cataluña

El candidato Adolfo Suárez estuvo ayer en Barcelona durante varias horas, con la finalidad de «apoyara las listas catalanas de Unión de Centro Democrático (UCD)», según manifestó Carlos Sentís, número uno de la lista de candidatos a diputados, por Barcelona de la UCD. La distinción entre la función de candidato y la de presidente de Gobierno determinó incluso que Suárez utilizara el puente aéreo y no un avión de la subsecretaría de la Aviación Civil. La visita de Adolfo Suárez se limitó a una breve Permanencia en los locales de UCD en el paseo de Gracia y a la asistencia a una cena, después de la cual, emprendió viaje de regreso a Madrid.En su conversación con el corresponsal de EL PAIS, Suárez mostró claramente la posibilidad de que se produjera un replanteamiento con relación a la existencia del «Consejo General de Cataluña», organismo propuesto por la desaparecida «Comisión para el estudio del régimen administrativo especial de las cuatro provincias catalanas» y que debería ser constituido después de las elecciones por los diputados y senadores elegidos en Cataluña.

Una de las finalidades específicas de dicho consejo es la de redactar un futuro estatuto autonómico para Cataluña. Este consejo ha sido explícitamente condenado por la mayoría de los partidos democráticos catalanes, quienes prefieren referirse a un mero restablecimiento de los principios e instituciones del estatuto de autonomía de 1932.Este punto, junto con sus referencias a la amnistía y a la gran importancia dada al proceso electoral, fueron las notas más significativas del viaje, cuya finalidad electoral quedó bien patente en el transcurso de un breve recorrido a pie por el paseo de Gracia, acompañado de Carlos Sentís y Manuel Giménez de Parga.

Reivindicación

Referente a los recientes rumores que apuntaban a una posible derogación del decreto del 5 de abril de 1938 por el que el general Franco suprimió el estatuto de autonomía de Cataluña de 1932. Adolfo Suárez manifestó que «el tema no estuvo en la mesa del último Consejo de Ministros», añádiendo que «durante una campana electoral no se pueden tomar decisiones tan importantes, que afectarían al proceso electoral».

El presidente del Gobierno fue preguntado sobre si sus criterios personales o los del conjunto de UCD coinciden con la reivindicación formulada por las listas de candidatos catalanes de la UCD, en el sentido de solicitar la restauración de «los principios, del estatuto de 1932", reivindicación que sólo difiere de la formulada por la Oposición democrática en el sentido que aquella también reivindica el restablecimiento de las instituciones de aquel estatuto: Generalidad, Consejo Ejecutivo, Parlamento Catalán y Tribunal Supremo.

El presidente del Gobierno respondió a dicha pregunta con otra pregunta: «¿No le parece a usted mejor esperar el resultado de las elecciones?» y añadió: «según sea el resultado delas elecciones se podrá ir desde el reconocimiento del hecho regional a las más amplias autonomías».

Interrogado sobre el propuesto Consejo General de Cataluña, Suárez respondió que su creación «fue una decisión tomada según las posibilidades del momento», dando muy claramente a entender que dicho Consejo podría ser objeto de replanteamientos básicos, particularmente en base al resultado de las elecciones.

Sobre la amnistía, y en particular sobre la excarcelación de los detenidos políticos catalanes -veintisiete permanecen en la cárcel Modelo de Barcelona- Adolfo Suárez manifestó que continuarían estudiándose los sumarios uno a uno «siguiendo el camino que ya está en marcha» y añadió «que no es cierto que se haya conseguido la amnistía como consecuencia de movilizaciones populares», y también que «ya han salido varios presos políticos catalanes».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 1977

Más información

  • Suárez pasó unas horas en Barcelona