Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNA

"¡Esto es una estafa!"

Tuvo que ser un toro cojo, al que la presidencia se negó a devolver a los ,corrales. lo que despertara a la andanada del «8». « ¡Esto es una estafa! », « i El palco está vendido! », fueron las señales inequívocas de que esa purísima afición va a dar que hablar un año más. La isidrada comenzó su rodaje y la primera de feria fue anuncio de lo que espera el público de Las Ventas.Hasta entonces, la corrida había transcurrido plácida. Una buena suerte de varas en el segundo toro colmaba las complacencias. Cuando el tercero fue devuelto a los corrales, se comprobó que esta temporada los toros cojos no van a pillar desprevenidos a los aficionados. Algunos iban preparados con pañuelos verdes. El «8» entraba en juego y cuando saltó a la arena Saltador volvió a llevar la voz cantante. El asunto quedó en bronca y archivado hasta mañana.

Al término de la corrida, más que de las cosas sueltas que se habían visto en la arena, se hablaba de las generales de la feria. El últinio de la tarde, muerto bajo la luz artificial, volvió a poner voz en los corrillos: «Ya verás los tulios, ya. Hay dos que más que seríos son terroríficos. Has de fijarte sobre todo en el 27.»

La verdad es que la gente sabía ayer lo que se iba a encontrar en el coso; pequeñas pinceladas. La afición está dispuesta a exigir y a que no se regalen orejas tras un bajonazo. Lo que a muchos sorprendió, sin embargo, fue el monumento que en la mañana de ayer se inauguró dedicado a Antonio Bienvenida. Era obligada la visita antes de entrar en la plaza. «¿Pero es ése?» Si no se parece en nada. Fíjate, en cambio, qué bien está Andrés Vázquez.» Y de Andrés Vázquez se terminó hablando porque hoy se encierra con seis toros. Su gesto no se puso en duda. Sí, en cambio, que vaya a poder con los seis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1977