Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interés soviético por el régimen etíope

La entrevista, mantenida ayer en el Kremlin, entre el secretario general del Partido Comunista Soviético, Leónidas Brejnev, y el presidente del Consejo Militar y Gobierno etíope, Mengistu Haile Mariam, subraya la importancia que los dirigentes soviéticos conceden a la presencia en la capital soviética del «hombre fuerte» de Etiopía.

Significativamente y corroborando la anterior opinión, a la entrevista asistieron además el ministro de Defensa de la URSS, Dimitri Ustinov y el de Asuntos Exteriores, Andrei Gromiko.

Pero la estancia del jefe del Gobierno etíope en la URSS estuvo marcada ayer por un misterioso suceso: más de doscientos policías soviéticos, fuertemente armados, rodearon ayer la embajada de Etiopía en Moscú. Algunos rumores afirmaron que un grupo de estudiantes, opuestos a la Administración militar de Addis Abeba, se habían congregado en el interior de la embajada. Los periodistas no pudieron obtener ninguna información, tanto de la policía, que se negó a revelar su misión ante el edificio diplomático, como de la propia embajada, cuya centralita telefónica estaba atendida por un hombre que colgaba inmediatamente después que se identificaban los periodistas. En la actualidad hay alrededor de seiscientos estudiantes etíopes en la Universidad Patricio Lumumba, de Moscú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de mayo de 1977

Más información

  • Entrevista Breinev-Haile Mariam