Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez alemán prohíbe el espionaje policial en las cárceles

Dos semanas después de trascender el control policial clandestino en la prisión de Stuttgart, Stammhein, el presidente del tribunal que dictará sentencia en el caso Baader-Meinhof ha prohibido al Gobierno que prosiga las escuchas de las conversaciones policiales y las conversaciones entre defendidos y defensores, en cualquier cárcel alemana.El propio juez ha leído al comienzo de la última sesión una carta enviada por él a los directores de prisiones y ministros de Justicia de las distintas regiones, en las que les conmina a cumplir lo establecido en las Leyes Fundamentales del país, y en el Código Penal, sobre inviolabilidad del derecho de la persona.

El magistrado anticipa también que en cumplimiento de sus funciones hará revisar las celdas de los acusados para comprobar que éstos no están sometidos a control policial alguno por encargo de un ministro.

El juez criticó de un modo especial la actuación del ministro de Justicia del estado de Baden-Wuerttenberg, Bender, democristiano, responsable principal de las escuchas ejercidas en la cárcel de Stuttgart contra los detenidos de la organización Baader-Meinhof.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de abril de 1977

Más información

  • La policía critica al Gobierno