Crítica:CINE
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Adiós al paraíso

En dos protagonistas dispares, pero muy concretos, basa Paul Mazursky este relato autobiográfico del que aparece como autor y realizador. Tales protagonistas son el Greenwich Village famoso de los años cincuenta y la actriz excepcional Shelley Winters, hoy, como aquél, camino del ocaso.El Greenwich Village, paraiso perdido de la amistad, la juventud y el arte, era hace unas décadas refugio principal dé vidas peculiares. y de especiales sueños como todos aquellos lugares de las grandes ciudades, meta y hogar de artistas, de este Larry, por ejemplo, cuyos problemas corren por la doble vía de su gran vocación de actor y el amor hacia su madre.

Epoca y ambiente aparecen vistos en el filme a través de un velo melancólico que últimamente se ha convertido en óptica habitual cuando el cine americano lleva a la pantalla esa década anclada, en la memoria, reflejada esta vez con un cierto humor risueno, salpicado por instantes de suave patetismo.

Próxima parada: Greenwich Village

Guión y dirección: Paul MazurskyFotografía: Arthur Ornitz. Música, Bill Conne. Intérpretes: Lenny Baker, Shelley Winters, Ellen Greene, Christopher Walen. Comedia EE UU. 1976.

Tipos y situaciones, personajes y diálogos responden aquí a una experiencia vivida recogida desde esos mismos años, decantada en el recuerdo, a lo largo de unos aletres personajes y por encima del poso amargo que dejaran tras sí la guerra del Vietnam o el asunto MacCarty. Así Mazursky nos presenta a esta madre judía americana, gran tipo y parodia del matriarcado americano, interpretada felizmente por una Shelley Winters envejecida, pero aún capaz de transformar en pequeña obra maestra un papel que sin ella no pasaría de secundario.

Esta madre, cuyo hijo quiere triunfar como actor, ajeno a cuantos problemas la vida va planteándole y cuya vida gobierna de día con sus visitas súbitas y de noche con sus o.scuros sueños, aparete como motor principal de esta bonita historia.

Presentada en el último festival de Cannes, este filme supone un gran paso adelante de su realizador, tras de Boby Caroly Tedy Alice, en el tema del amor común y los amigos, aunque aquí la vocación del protagonista y las intervenciones de su madre aparezcan bajo la imagen divertida de un sentimiento viejo como el arte: el complejo de Edipo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS