Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Oposición ciudadana al plan de ordenación de San Sebastián

Trece asociaciones de vecinos donostiarras y el Colegio de Arquitectos de Guipúzcoa se oponen a que el Ayuntamiento de San Sebastián adjudique la redacción del Plan General de Ordenación Urbana a ninguno de los tres equipos presentados al concurso convocado el pasado mes de noviembre, para proceder a la revisión del Plan General vigente. Consideran que una decisión de esta envergadura que condiciona de manera importante la política municipal de los próximos años, no ha de ser tomada por un ayuntamiento que carece de representatividad, que quedan pocos meses de gestión, y cuyo alcalde junto con dos concejales se encuentran dimitidos.

En el momento en que se hicieron públicas las bases del concurso, una comisión representativa de las asociaciones de vecinos donostiarras planteó al Ayuntamiento la necesidad de que se definiera ante tres aspectos que no se contenían, a su juicio, en las bases del concurso pero que ellos consideraban vitales. Los vecinos exigían al Ayunta miento de San Sebastián que regulara un sistema de participación ciudadana dentro del plazo de confección del plan. Además, solicitaban que se ampliara el ámbito territorial del Plan General para que no quedara circunscrito a los límites municipales donostiarras, sino que se estudiara en conjunto la comarca de San Sebastián que hoy en día constituye una gran ciudad. Por último, los vecinos exigían que el Ayuntamiento definiera los objetivos políticos ante los mecanismos que operan en el desarrollo de la ciudad, uno sería la especula ción.

Por su parte, a modo de acción paralela, la delegación guipuzcoana del Colegio de Arquitectos vasco-navarro, presentó también en el Ayuntamiento un escrito de alegación de las bases del concurso, en el momento en que fueron hechas públicas. Como no mereció respuesta esta alegación, un mes después el Colegio de Arquitectos denunciaba a la opinión pública su desacuerdo con el proceder municipal basándose fundamentalmente en los problemas que acarrearía ordenar el Plan General sin contar con un plan director de la comarca de San Sebastián. Para el Colegio de Arquitectos, esta medida está sobradamente justificada, «por la urgencia de de tener el proceso de degradación urbanística que se extiende en la periferia de la ciudad de San Sebastián, y que las administraciones municipales aisladas se ven impotentes de solventar».

Puesto que su posición no ha sido respondida por parte municipal, el Colegio de Arquitectos de Guipúzcoa informó recientemente al Ayuntamiento, que dada su disconformidad con las bases se niega a enviar ningún representante al jurado que habrá de calificar cuál es el equipo -entre los tres presentados- a quien se va adjudicar la redacción del Plan General.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 1977