Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Próximo homenaje nacional a Agapito Marazuela

Una vida consagrada al folklore castellano

El homenaje nacional, que los artistas españoles proyectan tributar al folklorista segoviano Agapito Marazuela ya tiene fecha y lugar: el próximo 11 de marzo y en el pabellón deportivo del Real Madrid, si bien el recinto está pendiente de autorización definitiva por parte de este club. La organización de este homenaje corre a cargo de una comisión provincial, integrada por diversas entidades culturales, y de otra de carácter nacional, cuyo coordinador es el cantante Víctor Manuel.El objetivo que se pretende es el reconocimiento de la labor realizada por el maestro Marazuela a través de la presencia de representantes del folklore y otros estilos musicales de todas las regiones y nacionalidades del Estado español.

Por el momento, se cuenta con la segura participación de María del Mar Bonet, Olvidi Montllor, Amancio Prada, Bibiano y Benedito, Nuevo Mester de Clerecía, La Fanega, La Buyonera, José Menese, Luis Pastor, Rosa León, Ricardo Cantalapiedra, José Remis, Miguel Ríos, Ana Belén y Víctor Manuel. Se gestiona la intervención de la orquesta Mirasol, los cubanos Silvio Rodríguez y Pablo Milanes, Ismael, Joaquín Díez y otros. Todos ellos cobrarán únicamente los gastos, y el propio Agapito Marazuela intervendrá ejecutando algunas piezas a la dulzaína.

Con la recaudación obtenida -la entrada única será de 150 pesetas y se calculan unas 7.000 personas de asistencia-, se tiene el propósito de reeditar el Cancionero de Segovia, obra del homenajeado que recoge gran parte del folklore de varias provincias castellanas. Se prevé que el festival se desarrolle entre las ocho de la tarde y la una de la madrugada. El diseño del cartel anunciador será obra del pintor José Ortega.

Marazuela, 85 años, ha dedicado su vida a la investigación y recopilación del folklore castellano, del que es considerado corno verdadero patriarca. De ideología izquierdista fue represaliado tras la guerra civil, sufriendo seis años de prisión y ha permanecido en el olvido y la marginación durante mucho tiempo después. En la actualidad dedica sus hora a la enseñanza a través de una cátedra de Folklore creada hace algunos años por la Caja de Ahorros Provincial y todavía, cuando la ocasión lo requiere, realiza actuaciones en público.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 1977