Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Privilegios injustificados

Me parece insufrible que un grupo de fanáticos sin ningún control, y en algún tiempo con tácita protección oficial, campee libremente ocasionando todo tipo de atropellos y delitos, siempre ligados con la violencia.El asesinato del joven de diecinueve años ocurrido en la plaza de España supone una nueva muestra de las actividades de estos grupos que bajo el grandilocuente título de «Guerrilleros de Cristo Rey» eviderician con su actitud el método que consideran ideal para hacer prevalecer sus criterios.

Considero injustificable la pasiva actitud de las autoridades que con sobrados datos y medios para aniquilar estas bandas, no sólo no parecen perseguirlas como merecen sino que permiten el normal deserivolvimiento de su organización madre. con alarde de publicaciones, difusión de todo tipo de publicidad y hasta congresos, mientras que otros con un grado nulo de antecedentes de este tipo se hallan perseguidos y proscritos: sirvan de ejemplo de las diversas organizaciones de vecinos clausuradas en algún momento de su trayectoria.

Opino que deben ser arrancados ya los privilegios que en su día fueron concedidos por un régimen. ojalá caduco para siempre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 1977