Crítica:CINE/
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

En tomo a la nostalgia

«Esto es Norteamérica: una ciudad de unos cuantos miles de habitantes, en una región de trigo, maíz, vaquerías y pequeñas arboledas... Su calle Mayor es la continuación de otras calles mayores de todas las ciudades. El relato sería el mismo si ocurriese en Ohio, en Montana, en Kentucky... La calle Mayor es el centro de la civilización.»

Esta calle Mayor de Sinclair Lewis es, en el filme de Peter Bogdanovich, poco más que una desierta carretera, sucia de papeles, barrida por el viento. Su civilización se reduce a un bar, un salón de billar y un cine a punto de cerrar tras de la proyección de esa película fingida que da nombre al relato verdadero. A lo largo de esa calle vacía y en torno a ella, se nos ofrece, en moteles para el amor furtivo, hogares apacibles fiestas tradicionales y alusiones a la guerra de Corea, la América de los años cincuenta, no mirando hacia atrás con ira sino con nostalgia, con melancolía. ¿Por qué el autor de la novela y el realizador la han visto así? Porque los jóvenes son sus protagonistas principales o, mejor decirlo, su adiós a la juventud, a unos años que van quedando atrás entre juegos inciertos y experiencias sexuales.

La última película

Paquirri. -Pinchazo, estocada corta tendida (oreja). Pinchazo hondo, otro a toro arrancado y media estocada tendida perdiendo la muleta (ovación y saludos). Manzanares.-Metisaca en los bajos (silencio). Bajonazo tirando la muleta, que produce derrame (bronca y algunos aplausos, saluda correspondiendo a éstos). Niño de la Capea.-Pinchazo en los bajos sin soltar y media baja (silencio). Pinchazo hondo muy bajo que produce derrame (algunos pitos). Los toros.-No tuvieron presencia, ni fuerza, ni casta. Su comportamiento fue de reses de tienta. Hubo un gran lleno.

Dirección: Peter Bodganovich Intérpretes

Thimothy Bottoms, Jeff Bridges, Ellen Burstyn, Ben Jhonson, Cloris Leachman, Cybill Shepherd. Americana. Comedia.

Blanco y Negro

1971

Flota sobre esa calle, sobre hogares, universidad y gimnasios un aliento frustrado, patente sobre todo en los mayores, en su añoranza de la naturaleza, de los días gozados y perdidos. Bodganovich que en Luna de papel nos dará más tarde una imagen mucho menos depresiva de América en los años de la depresión, aquí por el contrario, en un tono a menudo literario, se complace en el canto intelectual de unos años borrados por el paso de los nuevos tiempos. Tal tipo de añoranzas suelen ser muy del agrado de las sociedades sólidamente asentadas y por ello no es de extrañar su éxito en la Norteamérica de los años setenta; a fin de cuentas se trata de una épica particular, una epopeya que bajo su apariencia humilde, viene a decirnos como en otros filmes más recientes que, por encima de los triunfos de la técnica, aún quedan mentes con sentido crítico capaces de analizar su sociedad desde la última vuelta de ese camino real que es su calle Mayor en busca del tiempo perdido y recobrado a lo largo de hora y media.

Puede que recordando su propia juventud, huyendo de un modo a veces demasiado consciente de cualquier preciosismo, incluso del color como en Luna de papel. Peter Bodganovich ha realizado con un grupo de actores extraordinarios entre los que destacan Ben Jhonson y Cloris Leachman, no sólo su más sincero filme sino el, hasta ahora, más maduro de los suyos, por delante no sólo en tiempo sino en calidad, de otros éxitos comerciales exhibidos antes aquí por razón de sus repartos estelares. Como en el caso de unos pocos realizadores de su generación, llegados tras la cámara desde la crítica, su posterior consagración definitiva ha ido dejando atrás, injustamente olvidados, títulos como esta Última película llegada al fin, si no de modo anónimo, sí acogida a una sala de ensayo, por razones, se supone, ajenas a sus valores.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS