Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno argentino organizará el Mundial-78

Buenos Aires

El Gobierno argentino será el responsable de la organización del Campeonato Mundial de fútbol de 1978. La Asociación de Fútbol Argentino, que hasta ahora y junto al Ente Autárquico Mundial 78 era quien movía el montaje del torneo, pasará a ejercer un papel de asesoramiento deportivo. El anuncio de estas medidas fue hecho en Buenos Aires por el capitán de navío Carlos Alberto Lacoste, vicepresidente del EAM 78, en el transcurso de una conferencia de prensa.

Será el Gobierno argentino y no la Asociación de Fútbol Argentino quien tendrá la responsabilidad de organizar el Campeonato Mundial de 1973. El anuncio, hecho en Buenos Aires por el capitán de navío y vicepresidente del Ente Autárquico Mundial 78, Carlos Alberto) Lacoste, indica que la AFA pasará a desempeñar en adelante la función de simple asesora deportiva en todo lo relacionado con el torneo.Carlos Alberto Lacoste, en el transcurso de una conferencia de prensa a la que asistieron representantes de todos los medios informativos locales y algunos enviados especiales de algunos países, confirmó que será el EAM 78 el organizador del torneo. El EAM es una entidad creada recientemente por una ley dictada por la Administración argentina. El general Omar Actis fue su presidente hasta la semana pasada, fecha en que fue asesinado. A partir de ahora estará formado por un vicepresidente, Carlos Alberto Lacoste, cinco jefes militares y un civil. El presidente y vicepresidete del comité organizador designado por la Asociación de Fútbol Argentino pasaran a ser simples asesores de la EAM 78.

El EAM 78 tendrá seis diferentes áreas, denominadas gerencias: de planeamiento y control, de comercialización, de asuntos generales, de infraestructura, de asuntos generales de economía y finanzas y de prensa, turismo y relaciones públicas. El Ministerio de Bienestar Social, por otra parte, ha dictado una orden tendente a proporcionar al Mundial de 1978 unas importantes obras de infraestructura.

La conferencia de prensa tenía que haberse realizado el jueves de la pasada semana. Se suspendió porque en esa misma fecha tuvo lugar el asesinato de Omar Actis. «El general -dijo Carlos Alberto Lacoste- fue víctima de la inútil violencia. La misión -añadió- que debía cumplir el militar asesinado se realizará hasta el fin».

Durante la reunión con el capitán de navío y vicepresidente del EA M 78 se comentó el ambiente de violencia que existe en el país. Un periodista hizo alusión a la muerte de 30 personas, que aparecieron acribilladas y calcinadas la pasada semana, en la localidad de Pilar, a cincuenta kilómetros de Buenos Aires, para conocer la opinión de Carlos Alberto Lacoste sobre. el futuro pacífico de la competición. La respuesta que éste ofreció no aludía para nada a sistemas para combatir la violencia en caso de que se produjese, aunque sí subrayó tajantemente que la seguridad «del Mundial sería un aspecto que el Gobierno argentino iba a resolver».

A continuación se insistió en el tema de la defección y definir el papel de la AFA dado que en anteriores visitas los dirigentes de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) a Buenos Aires, se había puesto de manifiesto que esta organización no trataba con Gobiernos sino con federaciones afiliadas. El capitán-Lacoste reiteró que el Gobierno militar encarará con modestia pero con seriedad el Campeonato Mundial y que se cumplirán todos los compromisos en los plazos correspondientes.

Un aspecto que quedó poco claro en la conferencia de prensa fue el referido a los gastos realizados por la anterior gestión en torno a Ia organización del Mundial. El capitán Lacoste definió ese punto como «oscuro» pero no apuntó si se iba a proceder a un examen de los fondos dispuestos o si se iba a dar el tema por zanjado.

Al final se anunció que el Campeonato Mundial de 1978 se «autofinanciará». La previsión de que así suceda parece, sin embargo, desestimable. La organización ha invertido en la infraestructura del torneo una cantidad de dinero que, dada la inflación que sufre Argentina, parece probable la concesión a fondo perdido por parte de la Administración de una suma que enjuague los gastos de montaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de agosto de 1976

Más información

  • La AFA será asesora deportiva