El próximo otoño, campaña nacional de iniciación al cine en niños y jóvenes

El director de Cinematografía clausuró el XIV Festival de CineInfantil de Gijón

Agencias

«Lo que empezó siendo una distracción prácticamente despreciada por los intelectuales llegó a cobrar carta de naturaleza dentro de las bellas artes y a convertirse en el medio de comunicación de millones de seres, más allá de las barreras de lengua, de color o de nacionalidad», dijo el director general de Cinematografía, Rogelio Díez Alonso, en la clausura del Festival de Cine para Niños, de Gijón, en cuyo acto se anunció un plan de actividades culturales en torno a la cinematografía y una campaña nacional de cine para la infancia y la juventud, a realizar en el último trimestre del año actual.El oso y la raposa, de la Unión Soviética, obtuvo el premio Pelayo de Oro al mejor cortometraje presentado en la XIV Edición del Certamen de Cine para Niños. El Pelayo de Oro al mejor largometraje quedó desierto. Asimismo el jurado concedió el premio Asturias a La Caseta, de Cuba, por resaltar especialmente el mundo de los niños y la solidaridad entre los hombres, y el Villa Gijón, ex aequo, a Finist, el halcón preclaro, de la Unión Soviética, y a Pana, la hermana de Juana, de Checoslovaquia. Por su parte el jurado infantil concedió el premio Platero a Pana, la hermana de Juana, en largometraje, y a Microcosmos, producción española de Cruz Delgado, en cortometraje.

En su discurso el señor Díez Alonso se refirió a que en España se cumple este año el ochenta aniversario de las primeras proyecciones públicas de películas, y señaló que sería absurdo ignorar las múltiples dimensiones del cine en la técnica, las artes, la educación, la experimentación, la medicina y en tantos campos donde las películas y el lenguaje de las imágenes son complemento del lenguaje de las palabras, de los sonidos y de la escritura.

Centro Español del Cine

En base a esa preocupación de la Dirección General de Cinematografía por un desarrollo de los aspectos culturales del cine, el director general pasó a exponer el plan de actividades para el presente año, diciendo que «el plan de extensión cultural dedicará especial atención a la Filmoteca como encargada de la conservación del patrimonio artístico y cultural cinematográfico para que pueda potenciarse hasta su total reestructuración como futuro organismo autónomo denominado Centro Español del Cine.

Más adelante añadió: «Quiero detenerme un poco más en la exposición de lo que será la Campaña Nacional de la Iniciación al Cine, que va destinada a la infancia y a la juventud en un intento de divulgación del lenguaje cinematográfico entre las capas más jóvenes de la población, de forma que implique a los núcleos vitales del niño y del joven: su familia y su ambiente educativo. »

La campaña dirigida a niños entre diez y catorce años abarcará todas las provincias y será patrocinada por la Dirección General de Cinematografía a través del Centro Español del Cine para la Infancia y la Juventud con la colaboración de un millar de monitores de cine para menores y profesores de educación cinematográfica. Consistirá en exposiciones gráficas itinerantes sobre la historia del cine, proyección de películas, concursos en tomo a la cinematografía, charlas y coloquios con padres y educadores, reparto de una cartilla de cine especialmente concedida para los niños, etc....

El señor Díez Alonso terminó su discurso alentando al Festival de Gijón para seguir su importante tarea, reconocida ya por la UNESCO como la más importante en su campo a nivel universal y dijo que «el Festival de Gijón del próximo año será ocasión de balance de la campaña de lanzamiento de nuevas y más ambiciosas empresas en que colaboréis todos los que, como vosotros, habéis sido pioneros y adelantados en esta gran obra del cine para la infancia y la juventud, y que entre todos podamos ver hecha realidad un día no muy lejano la gran meta ideal que hoy nos proponemos: que el cine tenga definitivamente el mismo tratamiento que sus artes hermanas y que los demás medios de comunicación social, para bien de la cultura y de la sociedad».

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de julio de 1976.