Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Consejo no ha tratado el tema de la detención de Calvo Serer"

Diez minutos escasos duró la rueda de prensa posterior a la ampliación de la referencia del Consejo de Ministros mantenida con el ministro de Información y Turismo, Adolfo Martín Gamero. Se plantearon pocas preguntas, la mayor parte de ellas relativas a temas ajenos a los acuerdos del Consejo. Entre ellas las más importantes fueron:Nueva fiesta nacional.- El Consejo aprobó un Real Decreto -que está a falta de la firma del Rey- por el que se modifica el calendario de fiestas oficiales, estableciendo una nueva fiesta más: la del 24 de junio, onomástica de don Juan Carlos. Se mantiene en el calendario la Fiesta Nacional del 18 de julio.

Detención de Rafael Calvo Serer.- «El Consejo no ha tratado el tema», dijo el ministro, quien se remitió a la nota hecha pública por el Ministerio de Gobernación -se refiere a la nota oficial facilitada por la Dirección General de Seguridad- y señaló que no podía ampliar más sobre el tema y que tal como se especificaba en ella, el señor Calvo Serer se hallaba sometido a un procedimiento judicial y «mientras exista una legislación vigente -añadió hay que atenerse a ella».

Prohibición del Congreso de Comisiones Obreras.- A la pregunta de si la reciente prohibición del Congreso de CC.OO., (teniendo en cuenta que hace poco tiempo se autorizó otro congreso de un sindicato ilegal, el de la Unión General de Trabajadores UGT), significaba que el Gobierno mantiene unos criterios arbitrarios y selectivos en torno al tema, el señor Martín Gamero contestó que la decisión sobre la autorización o no de este tipo de actos correspondía exclusivamente a un Departamento determinado que decide, de acuerdo con las circunstancias, si es procedente o no el permiso, «sin necesidad de que haya un acuerdo de Gobierno».

Se le preguntó al ministro, si Gobernación era el único responsable de la prohibición del Congreso. El ministro reiteró que el citado Departamento era el indicado para autorizarlo, sin necesidad de un acuerdo en el Consejo.

Torturas.- A la pregunta de si el Gobierno había tratado el tema de las torturas, el ministro no dejó terminar la pregunta y dijo: «el término torturas no lo puedo admitir, mientras no se demuestre judicialmente». Añadió que el tema estaba sujeto a reserva, sub judice, y había que esperar lo que decidan los Tribunales.

Conflicto médico.-«Se espera que haya una solución satisfactoria para todos -indicó- y el Gobierno adoptará las medidas oportunas para que no se produzca la desatención de los enfermos.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de junio de 1976

Más información

  • Rueda de prensa con Martín-Gamero