Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La "guerra del bacalao" sin solución

El Gobierno islandés, decidió no abrir negociaciones con Gran Bretaña, de modo que continúa la «guerra del bacalao». Se esperaba que ayer Islandia expresara sus deseos de negociar, después de los encuentros que su Primer Ministro y su ministro de Exteriores tuvieron con el encargado del Foreign Office británico en Oslo la pasada semana. Hasta, que los barcos de guerra británicos no abandonen las costas islandesas, dijo el ministro de Exteriores de aquel país, no habrá ninguna noticia sobre negociaciones.Se pensó que ayer era el día indicado para acabar temporalmente con la disputa. Incluso se aseguraba que Islandia consentiría que un número determinado de pesqueros británicos faenara dentro de las aguas, que aquel país reclama, mientras duraran las negociaciones. En el comunicado islandés no hay ningún dato que justifique el optimismo que se respiraba ayer en Londres, si bien el Foreign Office dijo que, de momento, cualquier esperanza de paz era remota.

En cualquier caso, se esperaba en Londres para hoy por la mañana una decisión del Gobierno británico que contente a los islandeses y acabe momentáneamente con la disputa. Después de la declaración de ayer en Reijkiavic, está claro que el primer paso lo tendrá que dar Londres. En este caso, Islandia podría mantener las promesas sobre permisos pesqueros antes citadas, por lo menos hasta septiembre, fecha en que la ONU establecerá legalmente los límites de aguas jurisdiccionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 1976