Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jazz en la Universidad

Este fin de semana pasado ha sido fructífero en cuanto al jazz se refiere, porque en tres Colegios Mayores del campus madrileño, los aficionados han podido escuchar o asistir a cuatro conciertos de jazz: el Colegio Mayor Elías Ahuja presentó al grupo Orgón, el Almudena al grupo Hackensack y el San Juan Evangelista a la Revival Jazz Band. Esta última agrupación ofreció dos conciertos, uno el sábado por la noche y otro el domingo por la tarde. Es una formación, como su nombre indica, especializada en el jazz tradicional, formada por siete músicos checos, cuyo centro está en Bratislava. Sus componentes son el trompeta Milan Vasica, el clarinete y saxo alto Jaroslav Cervenka, el trombón VIadimir Vizar, el banjo Anton Rakick y, el guitarra bajo Miroslav Paska, el batería Stefan Popluchar y el cantante Peter Lipa.

Su repertorio se basa en una se rie de temas tradicionales, como South, Tin Roof Blues, All of me, Orys Creole Trombone, etc., más una serie de aptaciones de temas flolklóricos eslovacos (Ojos Negros), y de música clásica (Danzas Húngaras), y su curriculum es bastante amplio, ya que han actuado en diversos festivales, Zurich, Dresde y Praga. El espectáculo, hay que reconocerlo, no lo protagonizó la orquesta, sino el público que llenó el auditorio y que vibró de manera sorprendente ante la música de una orquesta que deja bastante que desear y en la que sólo brilla por la pureza de su sonido y su bagaje técnico el trombonista VIadimir Vizar.

Sus arreglos están muy cuidados y ensayados, sus improvisaciones colectivas son ciertamente monótonas, pero saben romper de manera perfecta la distancia entre el escenario y el público, consiguiendo hacer pasar a éste un rato muy agradable.

En el Colegio Mayor Nuestra Señora de la Almudena, actuaba un grupo muy joven: el grupo Hackensack, nombre ciertamente extraño, que debe su origen a la composición del mismo título que el pianista Thelonious Morik dedicara al pueblo natal de su primer amor. Está formado por el guitarra guineano Francisco Javier Ngomo, licenciado en Derecho y que demuestra ser un rendido admirador de Wes Montgomery, el contrabajista Miguel Angel Zato, que estudia Medicina y el batería Carlos González, Carlangas, estudiante de Publicidad. Su música es la típica de los años sesenta, aunque necesitan todavía trabajar mucho en la exposición de los temas, y cuidar la técnica individual de cada uno dé ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de mayo de 1976