Stephen Curry busca prolongar su reinado frente al desafío de unos Celtics descabezados

La NBA empieza la pretemporada en Japón en un año en que los Warriors y los Celtics, campeón y subcampeón de 2022, son favoritos

Stephen Curry junto a otros jugadores de los Golden State Warriors en un entrenamiento en Tokio, donde comenzará la pretemporada de la NBA, este jueves.
Stephen Curry junto a otros jugadores de los Golden State Warriors en un entrenamiento en Tokio, donde comenzará la pretemporada de la NBA, este jueves.斎藤美雪 (AP)

El balón de la NBA empieza a botar mañana viernes en Tokio. La liga profesional estadounidense de baloncesto sigue dispuesta a conquistar al público de todo el mundo y ha programado dos partidos en Japón y otros dos en Abu Dabi para la pretemporada. La competición oficial comienza el 18 de octubre con dos partidos en los que participan el campeón y el subcampeón de 2022, los Golden State Warriors y los Boston Celtics. En la nueva temporada, Stephen Curry intentará prolongar el reinado del equipo más dominador de la última década. El otro favorito son unos Boston Celtics más maduros que, sin embargo, se han quedado sin el entrenador que les llevó a la final, Ime Udoka, suspendido un año por su relación con una empleada.

Los Golden State Warriors se enfrentan este viernes (12.00 h. #Vamos) y este domingo (7.00 h.) a los Washington Wizards en Saitama (a las afueras de la capital japonesa). La pretemporada durará hasta el 14 de octubre, con 65 partidos en 15 días consecutivos para luego arrancar la liga con dos clásicos: los Celtics contra los Filadelfia 76ers y los Warriors contra Los Ángeles Lakers.

Junto a los Warriors y los Celtics, cotizan alto en las apuestas Los Angeles Clippers, dando por descontado un regreso triunfal de Kawhi Leonard. También presentan su candidatura los Phoenix Suns y los Milwaukee Bucks, finalistas de 2021. Y aspiran a dar la sorpresa los 76ers y los Brooklyn Nets, entre otros.

La batuta de Curry. Los campeones tienen en Stephen Curry a la vez a un director de orquesta y a su mejor solista. Su recital de triples y de control del juego en las finales de este año obligan a tener en cuenta a los Warriors, aunque la incógnita es si Curry podrá extender su apogeo en una temporada en la que cumple 35 años. Los Golden State Warriors han estado en seis de las últimas ocho finales de la NBA y han ganado cuatro de ellas. Junto a Curry, Klay Thompson (que estuvo de baja en los dos años en que el equipo quedó fuera de la final) y Draymond Green forman un temible trío triunfal, siempre con Steve Kerr en el banquillo.

La madurez de los Celtics. Los de Boston fueron la sorpresa más resonante de la pasada temporada. El equipo que junto a los Lakers tiene más títulos de la NBA (17) no jugaba una final desde 2010. Tras una buena temporada regular, se creció en los playoffs y dejó fuera a Milwaukee y Miami en su camino a una final en la que llegó a ir 2-1 por delante, pero se vino abajo en el momento de la verdad. Con la lección aprendida, con Jayson Tatum como gran estrella, escoltado por Jaylen Brown y por Marcus Smart como mejor jugador en defensa, y con el fichaje de Malcolm Brogdon (que puede ser clave si le respetan las lesiones) parecían preparados para tomarse su revancha. Sin embargo, el club ha suspendido por un año a su entrenador, Ime Udoka, por una relación sentimental consentida con una empleada que violaba la política del club. Le sustituye Joe Mazzulla con carácter interino y ese relevo ha provocado dudas y desconcierto en el equipo.

Las alternativas del Oeste. Los Ángeles Clippers se quedaron el año pasado fuera de los playoffs y, sin embargo, suenan como candidatos a hacer frente a los Warriors. Gran parte de sus posibilidades dependerán de si Kawhi Leonard vuelve a ser el que fue tras su lesión de ligamento en una rodilla. Leonard fue campeón con los San Antonio Spurs en 2014 y con los Toronto Raptors en 2019, siendo ambas veces el mejor jugador de la final, pero se pasó la pasada temporada en blanco justo después de una renovación multimillonaria. Asimismo, espera contar con su otra estrella, Paul George, que también se perdió buena parte de la pasada temporada. El bloque que el pasado año salvó el tipo más el fichaje del base John Wall completan la candidatura.

Los Phoenix Suns fueron los primeros del último año en la temporada regular, pero cayeron en el séptimo partido de las semifinales de la Conferencia Oeste contra los Dallas Mavericks de Luka Doncic. Han sido noticia por la suspensión de un año a su dueño por acoso, sexismo y racismo y el club está en venta. Han estado a punto de dejar escapar a uno de sus jugadores clave, Deandre Ayton, pero al final mantienen el bloque sólido y fiable liderado por Devin Booker que pasará seguro a los playoffs y allí verá cuál es sitio. También en el Oeste, los Dallas Mavericks parecen demasiado dependientes de Luka Doncic y ni siquiera su mejor versión le garantiza avanzar mucho en las eliminatorias. Los Ángeles Lakers han renovado mucho su equipo, pero tras la hecatombe de la pasada temporada, ni siquiera LeBron James parece tener ya la energía para convertirlos en candidato. Ni siquiera tienen garantizado entrar en los playoffs.

Las alternativas del Este. Los Celtics son claros favoritos en el Este, pero los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo aspiran a tomarse la revancha de su eliminación frente a ellos en el séptimo partido de la semifinal de la Conferencia Este. Los Bucks, campeones de 2021, se vieron lastrados la pasada temporada por una serie de lesiones, pero si la buena forma les acompaña siguen siendo un equipo a considerar para ganar en el Este e ir a la final de la NBA. Su principal fichaje del verano es el veterano Joe Ingles, buen tirador que refuerza su línea exterior.

Los 76ers de Filadelfia también quieren recuperar la grandeza perdida y cuentan con cartas para ello. Joel Embiid fue considerado el segundo mejor jugador de la temporada regular los dos últimos años y James Harden fue el mejor en 2018, mientras que Tyrese Maxey es una estrella emergente. Si logran retener a Tobias Harris y los nuevos fichajes aportan, los Sixers pueden dar la sorpresa. En el Este no hay que olvidarse de Miami Heat, que fue el mejor el año pasado en la temporada regular. Los Cleveland Cavaliers, que con Donovan Mitchell han protagonizado el fichaje del verano en la NBA, a los que se suman Darius Garland, Jarrett Allen y Evan Mobley, pero parecen un escalón por debajo. Lo mismo ocurre con los Brooklyn Nets de Kevin Durant, Kyrie Irving y Ben Simmons. Podrían llegar lejos rindiendo a su mejor nivel, pero es más que dudoso que lo logren.

La leyenda Lebron James. Los Lakers no tienen demasiadas aspiraciones este año, pero su estrella LeBron James, que cumple 38 años el 30 de diciembre, tiene un reto de leyenda. En su mano está convertirse esta temporada en el máximo encestador histórico de la NBA, superando los 38.387 puntos del mítico Kareem Abdul-Jabbar, que se mantienen desde 1989. Le separan 1.325 puntos de conseguirlo y el año pasado logró 1.695 sin que su equipo se clasificase para los playoffs.

Examen a los novatos. El rendimiento de los nuevos jugadores será otro de los puntos de atención de la temporada. Como es habitual por el sistema de selección, los primeros elegidos en el Draft han recalado en equipos de la parte baja de la tabla y habrá que comprobar qué son capaces de aportar el italoestadounidense Paolo Banchero, el número uno, elegido por Orlando Magic; Chet Holgrem, seleccionado en segundo lugar por los Oklahoma City Thunder, y Jabari Smith, favorito relegado a la tercera posición y seleccionado por los Houston Rockets.

Españoles suplentes. Cuando Fernando Martín fue fichado por los Portland Trail Blazers en 1986 fue todo un hito, pese al papel subalterno que desempeñó. Este año habrá seis españoles en la NBA, pero tras la época de los hermanos Gasol, todo sabe a poco. Santiago Aldama (Memphis Grizzlies), Usman Garuba (Houston Rockets), Juancho Hernangómez (Toronto Raptors), Willy Hernangómez (New Orleans Pelicans), Serge Ibaka (Milwaukee Bucks) y Ricky Rubio (Cleveland Cavaliers) parecen condenados a la suplencia, pese a que solo Ibaka juega en un equipo con verdaderas aspiraciones. Rubio, Ibaka y Willy Hernangómez son los que en principio contarán con más minutos, pero el gran Eurobasket de Garuba y Juancho Hernangómez y la buena liga de verano de Aldama aumentan sus opciones.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Miguel Jiménez

Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS