Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Xabi Alonso, absuelto de fraude a Hacienda tras negarse a pactar con la Agencia Tributaria y el fiscal

El exfutbolista y entrenador había rechazado alcanzar un pacto con el ministerio público

El futbolista Xabi Alonso sale de la Audiencia Provincial de Madrid, donde rechazó pactar con la Fiscalía el pasado mes de enero. En vídeo, sus declaraciones defendiendo su inocencia aquel día. Vídeo: EPV

Xabi Alonso es el primer gran deportista de élite que ha derrotado a la Agencia Tributaria en los tribunales. Cuando el resto de futbolistas acusados de delito fiscal pactaron con Hacienda para evitar posibles penas mayores, el exfutbolista tolosarra decidió mantener su pulso con el fisco para defender su inocencia hasta el final. Y ha ganado: su victoria abre una vía para que el resto de jugadores de fútbol imputados por fraude fiscal agoten la vía judicial, según fuentes jurídicas.

La Audiencia de Madrid ha absuelto al exfutbolista y actual entrenador del filial de la Real Sociedad, Xabi Alonso, de tres delitos contra la Hacienda Pública en los ejercicios de 2010, 2011 y 2012 por los que la Fiscalía le pedía dos años y medio de prisión. El exjugador del Real Madrid, la Real Sociedad, Liverpool y Bayern siempre ha defendido su inocencia, al entender que pagó lo que le tocaba en cada ejercicio fiscal, por lo que se negó a llegar a un pacto con la Fiscalía y la Agencia Tributaria, como han hecho otros deportistas, sobre todo futbolistas, en casos similares de supuesto fraude a Hacienda. La Fiscalía de Madrid le acusaba de utilizar una empresa, Kardzali Comercio Serviços de Consultoria, radicada en Madeira, para reducir artificialmente su factura fiscal.

El caso se remonta a agosto de 2009 cuando Alonso ficha por el Real Madrid procedente del Liverpool. Alonso solo tributó por el salario percibido como jugador de fútbol hasta 2012, pero no por sus derechos de imagen porque, según el fallo, se acogió "a una opción fiscal que le resultaba más ventajosa". Desde su época en Inglaterra, cuando militaba en el club de Anfield, Alonso utilizaba la sociedad Kardzali para explotar sus derechos de imagen a través de anuncios de publicidad. Esta sociedad radicada en la isla portuguesa, un territorio con baja fiscalidad, tributaba legalmente por ellos. La controversia con Hacienda se generó al entender esta que Alonso simulaba su relación con la empresa para zafarse de los pagos al fisco por los ingresos de los anunciantes.

El fallo es de una dureza inusitada contra las acusaciones. Califica la actuación de la Fiscalía como "errática" y cuestiona "algún exceso fácilmente apreciable en el tono de las intervenciones" de las inspectoras de Hacienda. Fuentes jurídicas valoran que, aunque la decisión judicial se puede recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la rotundidad de los argumentos apenas dejan resquicio para la apelación. No obstante, Alonso tiene aún otra causa pendiente por el IRPF de 2013.

Los tres magistrados de la sección 30 de la Audiencia también exoneran a su asesor fiscal, Iván Zaldúa, y al administrador de la empresa a través de la cual gestionaba sus derechos de imagen, Ignasi Maestre.

La insólita decisión judicial abre un camino para otros deportistas y, también, para los asesores, que veían cómo cada vez más los fiscales les imputaban por su implicación en los delitos de sus clientes. Las fuentes consultadas explican que, a diferencia de otros deportistas, Alonso ha salido victorioso en su duelo con Hacienda por tres motivos. El primero y más importante, Alonso se mantuvo firme en su decisión de agotar el procedimiento judicial para demostrar su inocencia, cosa que no han hecho otros.

En segundo lugar, el exjugador del Real Madrid ha logrado demostrar que no existía simulación a la hora de ceder sus derechos de imagen a la empresa Kardzali. Por eso, el fallo subraya: "Lo esencial es determinar si la cesión de los derechos de imagen era falsa. Y los datos ponen de manifiesto no solo que Kardzali fue la cesionaria de los derechos de imagen, sino que realizó una activa intervención en la explotación de esos derechos. No sólo expidió y cobró las facturas, sino que experimentó un incremento significativo de su volumen de negocio. Si a ello añadimos que el precio fijado en el contrato refleja el valor de mercado de una operación de esa naturaleza,[...] forzoso será concluir que no puede hablarse de simulación".

Y por último, los expertos reconocen que existe cierto cansancio en ámbitos judiciales porque Hacienda lleva todos los casos por vía penal sin valorar otros escenarios. Solo así se explica la dureza del fallo con la acusación, dicen.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información