Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía se querella por segunda vez contra Xabi Alonso por defraudar a Hacienda 572.008 euros

El pasado enero, el exjugador rechazó un pacto con el ministerio fiscal y aseguró estar “convencido” de lo que hizo y “confiado” en que la justicia así lo aclararía

El futbolista Xabi Alonso sale de la Audiencia Provincial de Madrid, donde rechazó pactar con la Fiscalía el pasado mes de enero.
El futbolista Xabi Alonso sale de la Audiencia Provincial de Madrid, donde rechazó pactar con la Fiscalía el pasado mes de enero.

La sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado este jueves una segunda querella contra el ex futbolista Xabi Alonso por la comisión de un delito fiscal durante el ejercicio 2013 que asciende a 572.008 euros. La querella, que también se dirige también contra el asesor fiscal de Alonso y contra el administrador de una sociedad con domicilio en Madeira que explotaba los derechos de imagen del ex jugador. Esta querella se suma a una primera por la que la Fiscalía solicitó cinco años de cárcel para Alonso por la comisión de tres delitos contra la Hacienda Pública durante los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012. La supuesta defraudación fiscal también tenía que ver con la explotación de los derechos de imagen del jugador en esos tres ejercicios.

El representante del ministerio público reclamó la misma pena para el asesor fiscal Iván Zaldua Azkuenaga y para Ignasi Maestre Casanova, administrador de la sociedad Kardazli Comercio Serviços de Consultoría e Investimentos LDA, mercantil radicada en Madeira (Portugal) a la que se cedieron los derechos de imagen de Alonso. A cada uno de ellos, además, les exigió el pago de una multa de cuatro millones de euros y en concepto de responsabilidad civil les pidió el abono de forma conjunta y solidaria de 2.032.845 euros a la Agencia Tributaria, esto es, la cantidad total del perjuicio económico que provocó a la Administración Tributaria más los intereses generados.

Ahora, relata la Fiscalía, el 1 de agosto de 2009 Alonso suscribió un contrato por el que “aparentemente” cedía la explotación de sus derechos de imagen a Kardzali, una entidad que gozaba de exención fiscal en las islas hasta el año 2012 por cuanto se había constituido en fecha anterior al año 2001. Dicha mercantil fue facilitada al ex futbolista por Maestre, que figuró como administrador de la sociedad Kardzali hasta el año 2014 “consciente él mismo de que iba a utilizarse a los efectos de evitar el pago de impuestos”, y quien además era administrador en las islas de otras 23 sociedades. En la querella presentada en el juzgado se señala a Zaldua, el asesor fiscal de Alonso, como la persona que planificó la operación “a sabiendas de que el obligado tributario iba a eludir el pago de los impuestos que debieran repercutirse a los rendimientos derivados de la explotación de la imagen de Xabier Alonso”.

Según explica la Fiscalía, "el 5 de agosto de 2009, tras firmar un contrato de trabajo con el Real Madrid, Alonso trasladó su residencia a Madrid, motivo por el cual en el ejercicio 2013 tenía la condición de residente fiscal en España y su domicilio fiscal en Madrid, con las obligaciones tributarias correspondientes”. Sin embargo, tal y como apunta la Fiscalía “con ánimo de obtener un beneficio fiscal ilícito”, el ex futbolista presentó las declaraciones de IRPF del ejercicio 2013 sin declarar cantidad alguna procedente de los rendimientos obtenidos por la explotación de sus derechos de imagen “por cuanto utilizó la estructura societaria de Kardzali y una aparente cesión de los derechos de imagen”.

Durante esa aparente cesión de la explotación de los derechos de imagen, asegura la Fiscalía, la sociedad ubicada en Madeira no pagó cantidad alguna a Alonso porque carecía de medios para hacer frente al pago de los cinco millones de euros que se habían convenido como contraprestación de la cesión. “La única intención que tuvo el querellado junto con el asesor fiscal era el de sustraer a la Hacienda Pública Española los tributos que debían abonarse por los rendimientos que iba a generar la explotación de su imagen a partir de 2009”, añade la Fiscalía.

En enero de 2019, Alonso acudió a la Audiencia Provincial de Madrid, donde rechazó un pacto con la Fiscalía. "Si tengo la convicción y la confianza en que he hecho todas las cosas bien, en que he colaborado desde el principio y en que nunca he ocultado nada, tengo que defenderme y confiar en la justicia. Por eso hasta aquí he llegado y voy a seguir hasta el final", señaló ese día Alonso. "Estaría preocupado si pensara que tengo algo que ocultar o que algo no lo he hecho bien. Como no es así, sigo para adelante", añadió.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información