Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los lunes y el dinero, a punto de bloquear el convenio LaLiga-FEF

La federación solo acepta partidos los viernes y a un precio desorbitado, según la patronal

Javier Tebas, presidente de LaLigarn
Javier Tebas, presidente de LaLiga Europa Press

Las negociaciones entre LaLiga y Federación Española de Fútbol (FEF) para renovar el convenio de coordinación que expira el próximo 30 de junio están a punto de bloquearse. El partido de los lunes, que el ente federativo está dispuesto a eliminar, y el alto precio con el que ha tasado los encuentros que se disputen los viernes están a un paso de romper la negociación. Este jueves, las partes volverán a reunirse en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD), que hace de mediador, pero el distanciamiento amenaza ya con ser definitivo.

Según ha podido saber este periódico de fuentes de LaLiga, la federación ha planteado una propuesta en la cual la próxima temporada no se disputarían partidos los lunes y, solo para los de los viernes, exige una cifra casi diez veces superior a la que recibe ahora. Según el convenio vigente, por este concepto LaLiga aporta a las arcas federativas 3,3 millones de euros (4,2 con las actualizaciones del IPC), incluyendo los lunes. “No cederemos porque jugar los lunes es malo para todos, sobre todo para los aficionados y para los futbolistas. Este es el motivo principal de desencuentro con LaLiga, pero a cambio de no jugar los lunes ofrecemos ampliar el horario de los viernes", explicó este lunes Rubiales a la salida de la última reunión celebrada. Tebas se ausentó de la misma por tercera vez consecutiva.

El presidente del fútbol español ya argumentó en la Asamblea federativa del pasado 29 de abril que esos 3,3 millones de euros por los partidos de los viernes y los lunes “están a años luz de lo que valen, es la misma cantidad de cuando el futbol generaba 400 millones de euros por los derechos de retransmisión”. Por su parte, LaLiga ve desorbitada la cifra que solicita la federación solo por los viernes y ya tiene vendidos los derechos de televisión al extranjero para las próximas tres temporadas con los lunes incluidos. “Puede que mañana se escenifique la ruptura”, aseguran desde LaLiga. Desde la federación impera el silencio al respecto.

Durante las negociaciones, LaLiga ha resaltado ante el CSD, e incluso ha publicitado en anuncios en prensa, que aporta 65 millones de euros a la federación y que esta cantidad supone la más alta entre las ligas profesionales europeas que aportan dinero a sus respectivas federaciones. Sin embargo, Rubiales también defendió ante los asambleístas el citado 29 de abril que la cifra es irreal porque a las cuentas federativas solo repercute el dinero por los lunes y los viernes y que el resto es distribuido entre los clubes profesionales y el fútbol aficionado. “Necesitamos mejorar la estructura federativa, una banda ancha mejor, tener en vez de tres abogados más para poder ofrecer una atención mejor y más directa a la Segunda B”, argumentó Rubiales para reclamar más dinero de LaLiga. La ruptura de las negociaciones abocaría a un conflicto que requerirá un arbitraje del CSD,. pero la batalla puede no acabar en este punto. El bando que se sienta perjudicado por la decisión que tome el órgano que preside María José Rienda recurrirá a los tribunales ordinarios. Incluso no se descarta que esta sea la primera vía por delante del arbitraje del CSD.

Hasta ahora, mediante el citado convenio, la federación cedía las competencias sobre los horarios de las competiciones profesionales, el naming y la explotación comercial del balón a cambio de una compensación económica que para esta última temporada estaba fijado en unos 15 millones de euros al año. En septiembre de 2018 la federación anunció que pretendía recuperar dichas atribuciones y el conflicto entre ambas instituciones se agudizó.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información