Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos derbis en un día y cuatro kilómetros

Unas 30.000 personas asistirán hoy en el Villamarín al Betis-Sevilla femenino y algo más de 40.000 al Sevilla-Betis másculino de casi ocho horas después

Pry, entrenadora del Betis, junto a Priscila, capitana, en la Plaza de España con la capitana del Sevilla, Alicia, y el técnico Toro. Ampliar foto
Pry, entrenadora del Betis, junto a Priscila, capitana, en la Plaza de España con la capitana del Sevilla, Alicia, y el técnico Toro.

“Es un sueño. Mira si es importante para mí que me voy a tatuar la fecha de este derbi histórico para que siempre esté conmigo”. Son las palabras de Laura González, centrocampista sevillana del Betis de 24 años. Acaba de entrenar en el Benito Villamarín, que por primera vez en la historia acogerá un derbi de los dos equipos femeninos de Betis y Sevilla. Y no en un día cualquiera: casi ocho horas después se disputará el derbi masculino en el Pizjuán, a 4,2 kilómetros del Villamarín.

MÁS INFORMACIÓN

Laura, bética, vivió el derbi masculino de la primera vuelta en la grada, cantando el gol de Joaquín que le dio la victoria a su equipo de toda la vida. “El derbi es lo máximo para un bético o un sevillista. No sé lo que sentiré. Tengo ganas de que llegue el partido, aunque por otro lado no quiero que pase, no quiero que se acabe”, añade la jugadora del Betis.

Las previsiones apuntan a que más de 30.000 aficionados acudirán al derbi en el Villamarín (13.00 horas, Gol TV), lo que constituirá un registro histórico en Andalucía. “Decidimos poner el derbi en el Villamarín como recompensa al trabajo de nuestras jugadoras. Creemos que así expandimos la marca Betis en una de nuestras secciones, la del fútbol femenino, que se encuentra en constante crecimiento”, afirma María Victoria López Sánchez, consejera del Betis y encargada del primer equipo femenino de la entidad. “Poner el derbi en el Villamarín no es un hecho aislado, sino una piedra importante más en una política de fomento de la igualdad en el fútbol. La acogida que estamos recibiendo por parte de los aficionados está siendo impresionante”, recalca.

Movilizar a más de 30.000 aficionados el mismo día que se juega el derbi masculino requerirá un montaje similar al de cualquier partido del primer equipo masculino en el recinto heliopolitano, sede, además, de la final de la Copa el próximo 25 de mayo. Por primera vez en la historia, en la reunión de seguridad de la Subdelegación del Gobierno, se organizó el montaje de seguridad de dos derbis: el del Sánchez Pizjuán de la LFP (20.45 horas) y el del Villamarín de la Liga Iberdrola. “Al no ser declarado de alto riesgo, el dispositivo será menor que en el derbi masculino (800 efectivos de seguridad). No prevemos incidentes, pero estarán presentes Unidades de Intervención, Grupos de Prevención y Reacción y Policía Local”, afirman desde la Subdelegación del Gobierno. “Será un despliegue importante, aunque algo menor que el masculino. Si hubiera problemas, la reacción será inmediata”, afirman las mismas fuentes, quienes señalan que la capital andaluza está prácticamente blindada desde este fin de semana por los dos derbis que se juegan en la ciudad y el comienzo de la Semana Santa. De hecho, unidades policiales de fuera de Sevilla se han trasladado a la capital para estos días.

En torno a 150 agentes de seguridad privada controlarán también el derbi femenino. Lo habitual en el masculino es que acudan unos 300. Por lo demás, todo será igual que en un partido de Liga del masculino: videomarcador, grada para el equipo visitante, zona de animación para los niños, empleados, servicios de restauración, zona mixta y ruedas de prensa. El gasto de solo abrir el estadio para la disputa del derbi se sitúa en 50.000 euros.

Negativa coincidencia

“Quizás no llegaríamos a los 60.000 del Wanda en el Atlético-Barcelona, pero si este derbi se jugara solo, en otro día distinto del masculino, estoy segura de que tendríamos más de los 30.000 que esperamos”, aclara María Victoria López.

“Jugar el derbi ante el Betis en su estadio es algo muy especial”, afirma Alicia Fuentes, capitana del Sevilla. “Es especial que coincida con el derbi masculino. Es una fiesta para Sevilla y algo tan particular como el derbi. No creo que nos afecte una grada llena de gente”, añade la jugadora del Sevilla.

“Estoy deseando que llegue el partido. Será una fiesta la que se vivirá en nuestro estadio”, recalca María Pry, entrenadora del Betis. “Hay más nervios que en una semana normal, es inevitable, pero creo que lo que debemos hacer es disfrutar de un acontecimiento como este. El subidón de motivación es enorme en relación con un partido que será histórico e inolvidable”, aclara la entrenadora bética, quien, curiosamente, hizo su carrera en el banquillo en el Sevilla. “Es un partido diferente e ilusionante, con un escenario que impone. Estos gestos son importantes para el fútbol femenino. Soy consciente de que este partido se vive de manera muy particular”, señala, por su parte, Cristian Toro, entrenador del conjunto sevillista.

A cinco euros el duelo femenino y a 200 el masculino

R. P.

El derbi entre el Betis y el Sevilla será el segundo que dispute el conjunto femenino en el Benito Villamarín. En la pasada temporada, el Betis jugó ante el Santa Teresa un partido que las verdiblancas ganaron por 3-0. Entonces, la asistencia fue de 6.600 espectadores. Las entradas del derbi oscilan entre un euro para los socios béticos y cinco para el público en general. En el derbi masculino, los precios van de 90 a 200 euros. Las jugadoras del Betis han entrenado en el estadio bético para habituarse al césped natural, ya que habitualmente disputan sus partidos en la ciudad deportiva Luis del Sol, campo de césped artificial. El Villamarín es cuatro metros más largo que el campo de la ciudad deportiva. “Es una alfombra. Así que te digo que quien no juegue en ese césped es que es muy mala”, bromea Laura González, jugadora del Betis. El equipo verdiblanco es favorito en el derbi. Es el sexto clasificado, con 41 puntos, mientras que el Sevilla (11º) se encuentra en la pelea por evitar el descenso de categoría. En el derbi de ida, el Betis ganó 2-3.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información