Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reinserción de Lucas

Tras su intento de irse al Bayern en enero, el defensa francés volvió a exhibir en Huesca su capacidad para competir sin que nada le afecte. En el Atlético aseguran que tratarán de retenerle en junio

atletico de madrid
Lucas celebra su gol ante el Huesca. REUTERS

“Me quedo hasta junio”. Tras su intento de fuga al Bayern de Múnich en la apertura del mercado invernal, Lucas Hernández se presentó en el primer entrenamiento tras el parón navideño y comunicó a sus compañeros su permanencia en el Atlético hasta el final de temporada. Diego Pablo Simeone, que ya conocía desde días antes que la operación había quedado abortada por el momento, recibió al chico aliviado. Su marcha, con media temporada por jugarse, habría supuesto la pérdida de una pieza de doble encaje ante la epidemia de lesiones que afecta principalmente a sus defensas. Lucas le sirve al Cholo como central y, sobre todo, como lateral izquierdo ante las reiteradas dolencias musculares de Filipe Luis. En esa posición, Lucas regresó para disputar los últimos 20 minutos de la eliminatoria de Copa con el Girona y en Huesca fue titular.

Si en el encuentro copero del pasado miércoles parte de la grada del Metropolitano le recibió de uñas, el sábado, en El Alcoraz, el centenar de aficionados rojiblancos le ovacionaron y fueron correspondidos por el jugador con el lanzamiento de su camiseta. Poco antes, Simeone había dado el pistoletazo a la reinserción pública de Lucas abrazándole cuando le sustituyó en el minuto 80 tras abrir el marcador en el que fue su primer gol como jugador del Atlético y completar una actuación en la que su profundidad en el costado izquierdo, como la de Arias en el derecho, fue decisiva. La capacidad de Lucas para competir sin que su rendimiento se vea afectado por las circunstancias personales que le rodean es una virtud que le acompaña desde sus tiempos de infantil. Por entonces, el fútbol ya fue una liberación en las duras situaciones que vivió cuando sus padres se estaban separando. Desde niño, Lucas también estuvo seguro de que en el terreno de juego estaba su seguridad económica, la de su hermano pequeño Theo, y la de su madre. En Huesca jugó como si nada hubiera pasado en estas últimas semanas. La misma frialdad competitiva que exhibió cuando con apenas 19 años y con pocas horas de vuelo en el primer equipo Simeone le hizo jugar los cuartos de final de la Liga de Campeones en el Camp Nou y la vuelta en el Calderón.

El intento por volver a normalizar gradualmente la estancia de Lucas, al menos hasta el final de temporada y tras lo que se consideró en el club como un caso de alta traición, ha tenido continuidad con la política de comunicación del club. Lucas no fue expuesto ante los medios al término del partido en Huesca, pero la página web del Atlético recogió declaraciones suyas: “Voy cogiendo sensaciones poco a poco. Venía de un mes de estar parado por una lesión y me ha venido muy bien jugar estos 85 minutos. Estoy contento por ayudar al equipo con un gol, aunque ese no es mi rol marcar goles, sino defender. Es mi primer gol en partido oficial. Estoy muy contento y a seguir trabajando”. Obviamente, Lucas no hizo referencia a su posible marcha al Bayern, al que estaba dispuesto a irse en las primeras horas del nuevo año depositando los 80 millones de su cláusula de rescisión. Óscar Fernández, utilero del Atlético B y hombre de confianza del agente del jugador, Manuel García Quilón, se despidió de algunos de sus más allegados del club con la idea de acompañar al internacional francés en sus primeros meses en Alemania.

Fuentes conocedoras del caso aseguran que en la permanencia de Lucas también ha pesado un tema de fiscalidad que obligaba a este o al Bayern a desembolsar unos 15 millones de euros más en la operación. Fuentes del Atlético admiten que, al menos, dos empleados del club estuvieron trabajando en esa línea en los días previos a que se abriera el mercado invernal, pero dicen desconocer si ese argumento ha sido definitivo para aplazar la marcha de Lucas. “Que venga en invierno no es realista”, dijo recientemente Hasan Salihamidzic, director deportivo del Bayern. En junio, sin esas cargas fiscales que tienen que ver con las condiciones de la residencia fiscal de Lucas, dependientes de si pasaba seis meses más en España, ese obstáculo desaparecería.

Con todo, en el club rojiblanco también aseguran que tratarán de hacer lo posible por retener a un futbolista que consideran fundamental en el diseño futuro del plantel ante la probable marcha de Diego Godín al Inter de Milán al término de la temporada. Aunque el movimiento de Lucas causó desafecto y desconfianza entre la alta dirigencia del club y en Simeone, en el Atlético exponen el caso de Griezmann, que recondujo su relación con la hinchada y con el club cuando todo parecía indicar que su destino era el Barcelona.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información