México se despide de sus dos casas antes del Mundial

El seleccionado mexicano jugará un par de amistosos en Pasadena, California y en el estadio Azteca para decir adiós a sus aficionados divididos por la frontera

Jugadores del Tri durante un entrenamiento.
Jugadores del Tri durante un entrenamiento.J. Méndez (EFE)

Estados Unidos es la sucursal preferida de la selección de México. El Tri es un éxito comercial en ambos países y debe despedirse de sus dos aficiones divididas por la frontera. El equipo mexicano jugará dos amistosos: el primero ante los suyos que viven en Pasadena, California contra Gales este lunes 28; el segundo con los más suyos en el estadio Azteca frente a Escocia el sábado 2 de junio.

La Federación Mexicana de Fútbol (FMF) y toda la oficina de mercadotecnia apuntó al norte. A partir de 2002 decidieron organizar partidos de exhibición en distintas entidades de EE. UU., en especial las localidades con mayor presencia latina no sólo mexicana. Desde año se han organizado  54 partidos con, según datos de la propia FMF, un promedio de 50.000 asistentes por partido. Los campos dedicados al fútbol americano se convierten en un jolgorio de la mexicanidad. Un estudio del Pew Research Center del año pasado informaba que el 18 % de la población de ese país era de origen hispano y dentro de ese sector los mexicanos predominan.

Al seguidor de México en Estados Unidos poco le importa el rival al que se enfrente su equipo o si se trata de una fecha FIFA. Van desde los combinados alternativos de Bosnia, Ghana, Nueva Zelanda a sus vecinos en la Concacaf. Esa decisión ha limitado los juegos en su país natal a los de eliminatoria mundialista y a una sola plaza: la Ciudad de México y su estadio Azteca. Otras urbes mexicanas han quedado rezagadas.

La FMF abrió en febrero pasado una cuenta en Twitter con contenido exclusivo en idioma inglés y estrenó una página web llamada MexTour, en la cual notifican a sus fanáticos de los próximos juegos, de los boletos para los partidos en Estados Unidos y, por supuesto, una tienda en línea.

Los aficionados de México en Santa Clara, California.
Los aficionados de México en Santa Clara, California.L. Cunningham (Getty)

El equipo dirigido por Juan Carlos Osorio aún no sabe lo que le deparará el Mundial de Rusia, pero su federación ya ha cerrado el trato para disputar dos encuentros en Houston (Texas) y en Nashville (Tennessee) para septiembre. Las decisiones de la FMF no han sido bien recibidas al, según los propios futbolistas, restringir las posibilidades de jugar amistosos en Europa. En los últimos días de marzo la FIFA permitió a las selecciones contar con sus mejores jugadores, los dirigentes del Tri decidieron jugar en EE. UU. contra Islandia y Croacia.

El conjunto de Osorio no quiere comprometerse de más en la cancha frente a Gales. El seleccionador ha tenido jaquecas por las lesiones. La semana pasada dio de baja de la convocatoria a Néstor Araujo, uno de sus centrales preferidos, por no recuperarse de una inflamación de tendones. Están en recuperación Andrés Guardado, Diego Reyes y Héctor Moreno.

La lista final de 23 futbolistas se dará a conocer tras el segundo amistoso, contra Escocia. Para el duelo en el Rosebowl de Pasadena el exjugador del Barcelona, Rafael Márquez, no viajó por su prohibición de entrar a Estados Unidos a consecuencia de estar incluido en la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés). El Departamento del Tesoro le vinculó en agosto del año pasado con una presunta red de narcotraficantes.

“Vamos a tener un equipo que va a jugar a buscar ganar, que a través de la elaboración de juego tiene todas las posibilidades para ganar y no juega a las posibilidades de una pelota detenida o una transición”, comentó Osorio, “bajo esos parámetros vamos a tener un equipo muy competitivo que haga sentir a la afición mexicana orgullosa”. De los 32 equipos que asistirán al Mundial de Rusia, sólo ellos se despedirán de sus devotos dos veces.

Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de América y México en EL PAÍS. También se encarga de informar de la actualidad deportiva de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS