Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un inicio de 2018 muy movido

En enero el Consejo de Estado decidirá si se repiten las elecciones en la Federación y la FIFA y el Gobierno tratarán la amenaza de expulsar a España del Mundial de Rusia

Fernando Hierro, Julen Lopetegui y Juan Luis Larrea.
Fernando Hierro, Julen Lopetegui y Juan Luis Larrea.

Las replicas del terremoto que generó la Operación Soule aún persisten en el fútbol español. La reciente amenaza de la FIFA de dejar a España fuera del próximo Mundial ha sido la más fuerte. El movimiento de la FIFA respondió al intento del presidente en funciones, Juan Luis Larrea, de perpetuarse en el cargo hasta 2020. Sus quejas, de palabra y por escrito ante la intención del Gobierno de repetir las últimas elecciones ganadas por Villar, generaron esa carta amenazadora del organismo que rige el fútbol mundial. Villar aprovechó la repercusión del asunto para sacar la cabeza y denunciar que su suspensión y su posterior destitución están plagadas de errores administrativos cometidos por el presidente del CSD, José Ramón Lete, al que ha amenazado con querellarse. En 29 años, Villar no había ofrecido tantas comparecencias mediáticas. En ninguna de ellas ha asumido sus responsabilidades. No admite culpas ni en la Operación Soule, ni en el caso Haití, por el que está imputado por el mal uso de 1,2 millones de dinero público destinados a proyectos solidarios y de desarrollo del fútbol.

El dirigente vasco seguirá presentando batalla en los tribunales, mientras la guerra por su sucesión continuará desde los primeros días de enero. Para el día 15 está previsto que el Consejo de Estado dictamine si se repite o no todo el proceso electoral que supuso la última reelección de Villar. De ser así, el CSD habrá dado un gran golpe a su intento por limpiar el fútbol español. Sin embargo, desde hace meses se espera que en esas elecciones nuevas, de haberlas, no puedan votar los seis presidentes de territoriales imputados en el marco de la Operación Soule. Cuatro de ellos avalan la candidatura de Luis Rubiales, expresidente del sindicato de futbolistas (AFE), que ha visto abortado su intento de acceder a la presidencia federativa mediante una moción de censura al haber sido ya destituido Villar por el TAD. En agosto, el CSD se comprometió a suspender a los seis barones de las territoriales, pero hasta ahora no lo ha hecho, lo que ha reforzado la opinión de Villar de que su suspensión fue injusta.

Una vez que el Consejo de Estado decida si hay o no nuevos comicios, la agenda prevé la reunión del Gobierno español con una delegación de la FIFA y de la UEFA para tratar el asunto de la expulsión de España del próximo Mundial de Rusia. No se descarta que en esa reunión pudiera perfilarse un comité de intervención de la FIFA en la Federación ante la sensación de que no hay quien termine por limpiar de verdad el fútbol español.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.