Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA amenaza con dejar a España sin Mundial por el ‘caso Villar’

La FIFA advierte a la Federación Española de que las injerencias del Gobierno en el proceso electoral pueden acarrear la exclusión de todas las competiciones

Ángel María Villar, en una foto de archivo. En vídeo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegura que España jugará el Mundial de Rusia.

La participación de la selección española en el próximo Mundial de Rusia 2018 corre un serio riesgo. La Federación Española de Fútbol (FEF) ha recibido una severa carta de la FIFA en la que le advierte de que las injerencias del Gobierno español pueden determinar su suspensión como miembro asociado y, por tanto, la expulsión de todas las competiciones en las que participa. Esto supondría la exclusión de España de la cita mundialista. EL PAÍS se puso en contacto con la FIFA y esta ha reconocido la existencia de la carta. “Podemos confirmar que la FIFA le envió recientemente una carta a la RFEF mostrando su preocupación por la situación que atraviesa la federación y recordando que, de acuerdo con los Estatutos de la FIFA, todas las federaciones miembro deben administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos internos”, asegura la FIFA, que además anuncia que “la FIFA está en contacto con la RFEF y en las próximas fechas se desplazará a Madrid una delegación conjunta de la FIFA y de la UEFA para observar y analizar la situación que atraviesa la RFEF”.

La propuesta de repetición de las elecciones a la presidencia federativa celebradas el pasado mes de mayo, promovida por el Consejo Superior de Deportes (CSD), ha sido el desencadenante de esta dura advertencia de la FIFA a España. A fines de septiembre el CSD presentó ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) un recurso de revisión que no solo fue admitido. Basada en las escuchas de la Operación Soule, el TAD también emitió una resolución favorable a la repetición de todo el proceso electoral que fue enviada al Consejo de Estado, el órgano que debe decidir en última instancia si hay o no nuevas elecciones. El CSD espera que el Consejo de Estado se pronuncie en los primeros días de enero.

Para la FIFA, la posición del CSD es una intromisión gubernamental que pone en riesgo la autonomía de la Federación y supone una grave violación de sus propios estatutos, lo que daría lugar a la suspensión. “Cada miembro debe administrar sus asuntos de forma independiente y asegurarse de que no se produzca ninguna injerencia por parte de terceros en sus asuntos”, recogen los estatutos de la FIFA en su artículo 13.

La Federación, ahora presidida por Juan Luis Larrea tras la suspensión cautelar de Ángel María Villar, informó a la FIFA de la maniobra emprendida por el CSD y también de la mencionada resolución del TAD. Entre los barones de las territoriales también había quien abogaba por acudir a la FIFA tras la Operación Soule. Diego Martínez, presidente de Melilla, imputado en el proceso y al que el CSD aún no ha sancionado como a los otros cinco barones investigados, lo sugirió en una reunión en la Federación. 

La respuesta en modo de advertencia es clara y contundente. Fuentes del  CSD han confirmado una solicitud de reunión por parte de Larrea con el ministro de Educación y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo. En ella se tratará de reconducir el asunto. Unas nuevas elecciones supondrían la salida definitiva de Villar, que aún conserva el cargo pese a la suspensión, y también pondrían en peligro la continuidad de Larrea, que pretende agotar el mandato hasta 2020 como sustituto del dirigente suspendido.

La posición de la FIFA supone un pulso para el Gobierno, que cree necesaria la repetición de las elecciones tanto para iniciar la regeneración de una federación muy cuestionada tras la Operación Soule como para acabar definitivamente con la era Villar. No es la primera vez que la FIFA amenaza a España con su exclusión de las competiciones internacionales. En 2008, el por entonces presidente Joseph Blatter, bajo la amenaza de que la selección no participara en la Eurocopa de 2008 que terminó conquistando, logró que el ejecutivo presidido por Rodríguez Zapatero permitiera a Villar celebrar las elecciones en fechas posteriores a las que determinaba la orden ministerial.

Desde el CSD aseguran no haber recibido ninguna notificación, pero mantienen su postura de repetir todo el proceso electoral ante las irregularidades detectadas en la Operación Soule. Al acecho de los acontecimientos estará Italia, tal y como sucedió con Perú, otra Federación que recibió la misma advertencia de FIFA.

Más información