Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expolio federativo del fútbol modesto

El Gobierno inicia la intervención de la Mutualidad de futbolistas por un presunto desfalco de 12 millones de euros

Partido entre el Fuenlabrada y el Coruxo de Segunda División B.
Partido entre el Fuenlabrada y el Coruxo de Segunda División B.

El descontrol y una gestión plagada de irregularidades, según un informe de la Dirección General de Seguros, han llevado al Ministerio de Economía a iniciar la intervención de la Mutualidad de futbolistas (MUPRESFE). Dicha entidad, privada y sin ánimo de lucro, es la encargada de velar por la salud de los futbolistas aficionados, desde los prebenjamines hasta los adultos, más de un millón de licencias. Las investigaciones llevadas a cabo en el marco de la Operación Soule revelan que MUPRESFE era el cajón de sastre de multitud de operaciones económicas opacas entre la Federación Española de Fútbol que aún preside Ángel María Villar, suspendido cautelarmente, y las federaciones territoriales con sus presidentes a la cabeza.

Préstamos ocultos o hipotecas maquilladas en las cuentas de la Federación, de la Mutualidad o de las territoriales han llevado al Gobierno a iniciar el proceso de intervención, tal y como adelantó La Voz de Galicia. El acta levantada por los inspectores, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, revela en sus conclusiones la citada falta de control sobre el funcionamiento de la Mutualidad: “En el activo del balance existen créditos frente a las Federaciones Territoriales, cuyo importe neto de acuerdo con las cuentas anuales asciende a 11.942.255 euros sobre los que el auditor no ha podido evaluar la recuperabilidad... Los procedimientos establecidos para el control de las actividades de las Delegaciones de Territoriales de la Mutualidad son ineficaces para el control de las mismas”.

Ante ese panorama, la resolución de la Dirección General de Seguros, de la que depende MUPRESFE, dictamina que “sin autorización previa”, dicha entidad, “pueda realizar los siguientes actos de gestión y disposición: enajenación y gravamen de títulos valores e inmuebles, concesión de créditos, otorgamiento de cualquier clase de avales y garantías, constitución de hipotecas, así como la asunción de nuevas deudas”.

La Fiscalía Anticorrupción, en un escrito de diligencias previas basado en un informe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, señala: “La existencia de graves irregularidades que pudieran estarse cometiendo en el ámbito de la Federación Española de Fútbol, Federaciones Territoriales y organismos vinculados (Fundación y MUPRESFE), mediante la creación de un entramado societario que, presumiblemente, ha permitido la desviación de fondos (públicos y privados) de dichas asociaciones a sociedades vinculadas con ellos, estableciendo asimismo un clientelismo tanto en la contratación del personal, que recae fundamentalmente en familiares, como en la presunta adjudicación arbitraria de contratos de suministro y prestación de servicios a empresas vinculadas, bien directamente o bien a través de familiares”. Al menos, doce territoriales (Ceuta, Madrid, Melilla, Cantabria, País Vasco, Baleares, Canarias, Cataluña, Valencia, Andalucía, La Rioja y Murcia), según las investigaciones, habrían cometido irregularidades en la gestión de la Mutualidad.

Cese y expediente del CSD a Peláez, barón de Cantabria

En el acta de los inspectores de la Delegación General de Seguros se hace referencia a una resolución del 3 de junio de 2014 en la que se pedía el cese de José Ángel Peláez, presidente de la territorial de Cantabria, como miembro del Consejo de Administración de MUPRESFE. Sin embargo, Peláez, que primero apoyó a Jorge Pérez, después a Villar y ahora a Luis Rubiales, se mantuvo en el cargo. Peláez ha sido imputado en el marco de la Operación Soule por la desaparición durante dos años de 210.000 euros de dinero público. El Consejo Superior de Deportes ha enviado ya la solicitud de apertura de expediente a Peláez al Tribunal Administrativo del Deporte. Si el expediente fuera abierto este martes, el CSD propondrá su suspensión.

En una conversación grabada a Villar con el presidente de la territorial vizcaína, Iñaki Gómez Mardones, los investigadores detectan también un presunto delito de alzamiento de bienes. En ella, Mardones relata a Villar haber transferido más de dos millones y medio de euros de las cuentas de la Mutualidad a una de la Federación para evitar que la Seguridad Social cobrase una deuda. Según fuentes cercanas al caso, esta práctica era habitual en el expolio del fútbol modesto.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información