Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carvajal, sin fecha de vuelta

El Madrid insiste en que no pueden fijar plazos de recuperación para la pericarditis que se le diagnosticó al lateral el pasado sábado y que le hace ser baja indefinida

Carvajal, hace unas semanas.
Carvajal, hace unas semanas. REUTERS

Dani Carvajal es el único jugador del once titular del Real Madrid que no cuenta en la plantilla con un recambio que ofrezca experiencia y garantías suficientes en la élite. La no planificada venta de Danilo este verano precipitó el ascenso de Achraf Hakimi y dejó a Zinedine Zidane con el puesto de lateral derecho encomendado casi en su totalidad al lateral de Leganés. Apenas había espacio en el equipo para el joven internacional marroquí, al que el técnico había advertido de su rol residual. El plan era que apareciese en un número mínimo de partidos para irse fogueando de cara a años futuros. El primer mes y medio de competición evidenció el nuevo rango de insustituible de Carvajal. El lateral, de 25 años, lo había jugado todo hasta que un contratiempo inesperado en forma de pericarditis le ha dejado fuera de forma indefinida.

Esa es la gran peculiaridad de su dolencia y la mayor preocupación para Carvajal y el Madrid. Nadie, ni jugador, ni médicos ni club, se aventuran a hablar de fechas. Por lo momento, aseguran en el Madrid, los doctores no les dan ningún plazo y dicen que a día de hoy ningún especialista conoce a ciencia cierta la fecha en la que podrán dar el alta al jugador, fuera de la rutina desde el 30 de septiembre. La noche de aquel sábado el Madrid comunicó oficialmente que a Carvajal se le había diagnosticado "un proceso viral con afección al pericardio". Enfermedad denominada como pericarditis, consiste en una inflamación del pericardio, que es la membrana que recubre el corazón. Es una dolencia idiopática, es decir, que aparece sin una causa determinada aunque en la mayoría de los casos la inflamación viene provocada por virus banales que no suelen requerir un tratamiento específico.

En este punto se encuentra ahora mismo Carvajal. El jugador está siendo sometido a un tratamiento que, según diversos especialistas, se basa en antiinflamatorios no esteroideos y ácido acetilsalicílico (aspirina). Con dicho tratamiento, los médicos buscan arrasar el virus que le afecta y reducir la inflamación que sufre en el pericardio lo más pronto posible. Pero insisten desde el club en que es imposible saber cuándo sucederá y por lo tanto, hasta que esto no ocurra, será igual de imposible dejar de hablar de baja indefinida. El Madrid asegura que acabar con ese virus depende de diferentes factores que son los que no les permiten hablar de plazos. "No podemos calcular si serán 14 días, un mes o cuatro meses", argumentan en la entidad.

Precedente de Karanka

Por el momento, el jugador se mantiene en reposo absoluto. El último día que se ejercitó en las instalaciones de Valdebebas fue el pasado sábado, horas antes de que poco después del mediodía se conociese su dolencia. Entonces, los servicios médicos del club le ordenaron guardar reposo con el fin de evitar que la pericarditis pudiese agravarse. La enfermedad cuenta con el agravante de ser todavía más delicada en el caso de los deportistas. Según los especialistas, un trabajador normal podría volver a su actividad a los 15 días, pero los plazos son totalmente distintos en el caso de un deportista, que ni siquiera puede realizar ejercicios para mantener la forma física.

El mismo proceso que está viviendo ahora Carvajal lo sufrió Aitor Karanka en 1998 cuando vestía la camiseta del Real Madrid. Al hoy exjugador se le detectó en marzo de aquel año una pericarditis que le apartó de los terrenos de juego toda la temporada, más de cuatro meses. Unos plazos todavía desconocidos para un Carvajal que se encuentra ahora inmerso en la incertidumbre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información